miércoles, 11 de junio de 2008

Babia y Laciana

Leche: Cabra
Tipo: Pasta: Pasta blanda corteza aterciopelada
Materia Grasa: No definido
Maduración: No definido
Aspereza: Ácido, poco salado
Vino:
País de origen: España
Región: León
Notas: Originariamente los Barrios de Babia y de Laciana, al norte de León. En la actualidad en Ambasmestas, comarca leonesa de El Bierzo, limítrofe a Galicia. Se elabora todo el año, con un máximo en primavera.
Queso fresco o tierno, de pasta blanda y ácida, elaborado con leche pasteurizada de cabra. La corteza es aterciopelada y blanca debido al moho que desarrolla. El interior es compacto, de textura granulosa pero untuosa y de color blanco.
Se presenta en diversos formatos cilíndricos o tubulares. El más atractivo es el formato cilíndrico con el diámetro similar a su altura y de medio kilo de peso aproximado.
El sabor es ácido, poco salado, mantecoso al paladar y con aromas a champiñones y a leche de cabra.
Es uno de esos quesos untuosos y de corteza enmohecida que recuerdan a los tipos franceses. Son perfectos para consumir gratinados al horno de forma que la corteza quede dorada y el interior fundente. Pueden aliñarse con hierbas y especias en su corteza. Incluso en rodajas horizontales como círculos, pueden rebozarse y freírse.

3 comentarios:

Javier dijo...

Es Babia, no Badia. De la comarca leonesa de igual nombre. De ahí viene también la expresión " estar en Babia", valles preciosos de la montaña leonesa donde los reyes leoneses se escapaban de vez en cuando para evadirse y olvidarse de sus obligaciones de palacio,

Javier dijo...

De hecho Marti, este queso es una joyita lamentablemente ya desaparecida, aunque aún catalogado por el MAPA, como los también leoneses de Valdeteja o el de La Armada. Felicidades por tu excelente trabajo de divulgación y un saludo fuerte desde León.

Marti Vicente dijo...

Efectivamente, he estado confirmándolo y el nombre es Babia y Laciana, lamento el error y sobretodo lo que más lamento es que ya no se elabore.
Este tipo de productos artesanos y tradicionales, no deberían perderse, es lamentable que no se pueda evitar.
De nuevo gracias por tu aportación Javier, y gracias por tu amable comentario sobre mi blog.
Un saludo.
Martí.