domingo, 15 de junio de 2008

Montgomery Cheddar

Leche: Vaca
Tipo: Pasta semi-dura, cocido y prensado, corteza natural cubierta con una tela
Materia Grasa: 45%-60%
Maduración: Entre 13 y 18 meses
Aspereza: Media a fuerte
Vino: Chianti, Cabernet Merlot o Chateau Moulin Brulé
País de origen: Gran Bretaña
Región: Somerset
Notas: El Montgomery Cheddar está entre los 10 mejores quesos del mundo. Él junto con el Stilton son los quesos por excelencia del Reino Unido. Aunque el Cheddar es un queso muy copiado de manera industrial, ya que se puede denominar un queso Cheddar al que emplee solamente el proceso de fabricación llamado el cheddaring, su forma, sabor, color y textura no tienen nada que ver con los queso Cheddar de granja como este. 
El Montgomery Cheddar es un queso muy especial debido a diferentes factores: La calidad de su leche gracias a la región privilegiada con un clima húmedo y la abundancia de sus pastos.
Se elabora con leche cruda de vaca y cuajo de origen animal.
Procedimiento tradicional muy costoso exclusivo de esta región “Cheddaring”
El Montgomery Cheddar lo elabora Jamie Montgomery en Somerset, en el sur de Inglaterra.
La leche de esta región es la que da la riqueza a este queso con una consistencia y sabor muy especial. Esta leche es gracias a los pastos abundantes y el clima húmedo que caracteriza Somerset.
Desde hace tres generaciones, la familia Montgomery vive en North Cadbury, cerca de Yeovil, en el condado de Somerset. Los dos hijos se ocupan de dirigir las tareas de la granja, las cuestiones agrícolas las supervisa Archie y Jamie que se ocupa del ganado y dirige la elaboración de los quesos. La familia Montgomery solo utiliza la leche de sus animales y siempre emplea leche cruda y cuajo de origen animal. Los fermentos empleados también son especiales, ya que se cultivan en la propia granja.
La textura densa de la pasta se forma gracias al proceso denominado «Cheddaring»: ¿En qué consiste? Esta técnica específica consiste en cortar la cuajada en trozos muy pequeños, a continuación se escalda la cuajada cortada, con el propio suero, para luego apilarla en bloques y así vaya soltando el exceso de líquido.
De este modo se distribuye la sal de forma óptima y la pasta se torna liviana y ligeramente quebradiza.
Las piezas se recubren con tela para que desarrollen una corteza fina y para que el queso pueda respirar durante su maduración. Tras nueve meses, los quesos se vuelven a escurrir para seguir madurando y desarrollar sus mejores características.
Montgomery’s elabora sólo ocho o nueve quesos cada día.
Madurado durante un mínimo de 13 meses, este queso de pasta rojiza es rico y cremoso, con un sabor a caramelo, nuez y profundo regusto frutal.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ocho o nueve quesos cada día. Vaya, no sabía que soy uno de los pocos afortunados en comerlo de vez en cuando. Si fuera caviar valdría una fortuna.

Nettle