martes, 28 de octubre de 2008

Năsal

Leche: Vaca
Tipo: Pasta blanda, corteza natural enmohecida
Materia Grasa: 45%
Maduración: No definido
Aspereza: Suave a media
Vino: Grasa de Cotnari o Tamaioasa
País de origen: Rumania
Región: Cluj
Notas: El Năsal es un queso muy característico que proviene de la región de Cluj, en Rumania, y toma su nombre de la ciudad donde se produce. Es un queso de pasta blanda hecho con leche de vaca (Mat. 45% de materia grasa, sal máx. 3%), y tiene un aromático y picante sabor y un olor fuerte. Es ideal como aperitivo o postre, con verduras, frutas y bebidas alcohólicas (vino, champán, coñac, whiskey). Se produce exclusivamente por la empresa Napolact, y es única en el mundo a través de la fermentación de las propiedades específicas conferidas por la cueva natural de Taga, donde se madura el queso.
Cuenta la leyenda que a principios de siglo, la región de Taga estaba bajo el control de un propietario muy poderoso y rico. Todos los campos de grano y rebaños de animales le pertenecían. Los campesinos que vivían allí, eran muy pobres, y no había casi nada para comer. No pudiendo sufrir más esta situación, algunos agricultores decidieron robar un poco de queso del propietario, y para evitar ser atrapados con el queso robado decidieron guardarlo en una cueva cerca de la aldea de Năsal.
Dejaron pasar un tiempo esperando que se calmara la situación, antes de decidirse a recuperar el queso. Pasaron las semanas, hasta que un campesino volvió a ver el queso, esperando encontrarlo podrido y no comestibles. Para su sorpresa, no había rastro de putrefacción, al contrario el queso lucia como nuevo, con una corteza brillante de color rojo-naranja. Al probarlo pensando que estaría malo, por el fuerte olor que desprendía, el queso tenia muy buen gusto.
Después de que estas fechorías llegaran a los oídos del propietario, este castigo a los culpables, decidió guardar su queso en esas cuevas, hasta la actualidad. Así nació el queso Năsal, con el que el propietario agasaja a sus huéspedes con este queso de increíble sabor único.
La cueva tenia sólo 20 metros de largo y permitia la entrada de un único hombre a la vez, el terreno estaba mojado todo el tiempo. En 1954, la producción industrial se inició en una pequeña cabaña en la entrada de la cueva. Luego, en 1971, la cueva fue ampliada, se vierte hormigón en el suelo, se introduce la corriente eléctrica. La cueva no tenía ninguna necesidad de estabilizar la temperatura o el tratamiento químico, dado que a lo largo de los años, existe una temperatura constante de 14 grados Celsius. La cueva ya media un centenar de metros de largo, y aunque un túnel más largo y más amplio fue construido, la famosa bacteria que crece sólo en una cierta parte de la cueva que no puede ser prorrogado. Además, la bacteria se instala en forma natural en el queso, sin necesidad de ser introducido artificialmente como es el caso en la mayoría de otros quesos. Del mismo modo, las mismas condiciones se han creado en los laboratorios para tratar de reproducir el queso Năsal en otras partes del mundo, pero sin éxito. Como resultado de ello la producción anual es muy limitada y la demanda en todo el mundo es mucho mayor que la oferta. Lamentablemente, para tratar de satisfacer la demanda, el período de maduración de los quesos se reduce en detrimento de la calidad del producto final que ya no la esta tan afinado como deberia al venderse.

3 comentarios:

María (Marbella) dijo...

En las distintas ocasiones en las que he ido a Rumanía, concretamente a Cluj-Napoca, capital de Transilvania, he tenido la oportunidad de visitar distintos restaurantes, de cocina auténtica rumana, tanto en Cluj como en pueblos de alrededor, y en todos ellos, he probado de una manera u otra un queso muy típico de la zona: queso de rulo de cabra, muy típico de Rumanía. Hay variedad de quesos, siempre de cabra, aparte de los internacionales que poco a poco se van abriendo paso en este país y que van ocupando su propio lugar. Un saludo.

Marti dijo...

Gracias por compartir tus conocimientos sobre los quesos de Rumania, María (Marbella)
Desconozco el Rulo de cabra Rumano, en realidad mis conocimientos de los quesos de ese país son muy pocos, se limitan a los dos quesos que tengo en mi pagina.
Es posible que tengamos un visión equivocada de la tradición artesana de quesos de Rumania, siempre pensé que no tenían demasiados y que los pocos que hay no son ninguna maravilla, pero sin duda alguna el problema es de desconocimiento por mi parte.
Pero con gente como tu que comparten vuestro conocimientos, con los que no los sabemos, nos enriquece a todos.
Gracias, sigue comentando, sigue ayudando.
Un abrazo.
Martí

María (Marbella) dijo...

Hola Martí: Gracias a tí por tu aportación. En casa todos somos "muy muy de quesos", y además, lo considero un elemento imprescindible en infinidad de platos, desde entrantes, ensaladas, salsas, etc. Nunca me falta el queso de cabra, lo uso para una amplia variedad de ensaladas, y, en Rumanía, un entrante muy típico son los champìñones rellenos de queso de cabra templado con cebollino y pimentón. No obstante, por si te interesa, te envío una web interesante y muy completa de recetas, exclusivamente dedicada al queso de cabra, que posiblemente ya conozcas: www.lacabra.org. Un saludo.