lunes, 9 de marzo de 2009

Grevenbroecker

Leche: Vaca
Tipo: Pasta semi-dura, azul, corteza natural
Materia Grasa: 45%
Maduración: Mínimo 12 semanas
Aspereza: Fuerte
Vino: Cerveza trapista Achelse
País de origen: Bélgica
Región: Limburgo
Notas: Fabricado por Peter y Bert Boonen usando leche cruda de vacas de su granja, que se encuentra en Hamont-Achel en la región de Flandes al norte de Bélgica, cerca de la frontera con Holanda.
El Grevenbroecker, se comercializa en forma cilíndrica de 4,5 kg. con un diámetro de 20 cm. Tiene una corteza húmeda con manchas de moho azules y grises. El sabor es picante, pero no excesivamente, recuerda ligeramente a la mantequilla. Tiene un buen equilibrio de dulzura y tierra cubierta de hierba de especias, que se desarrolla progresivamente a través de su textura cremosa en el paladar.
Lo que hace diferente este azul de otros, es que el queso no es perforado para permitir que la bacteria (Penicillium Roqueforti) penetre en él a través de esos agujeros, lo que se hace es introducirla en la cuajada y luego se presionan ambas simultáneamente de forma que esta, se propague a través de las grietas naturales. Esto es lo que confiere al queso su distintiva apariencia de mármol.
Si te toma el queso a temperatura ambiente, unta muy bien, se extiende sobre el pan como la mantequilla, da color a una tabla de quesos. En su zona de origen se toma con cerveza trapista Achelse.

No hay comentarios: