jueves, 17 de septiembre de 2009

Blau de Muntanyola

Leche: Cabra
Tipo: Pasta azul, corteza natural con moho
Materia Grasa: 50%
Maduración: Entre 2 y 3 meses
Aspereza: Media a fuerte
Vino: Bac de Ginesteres D.O Empordà, Albet i Noya Brut Nature
País de origen: España
Región: Cataluña
Notas: Este queso es una reciente creación de la quesera, Maria Mariné i Basté, de la empresa familiar, Formatges Muntanyola, en el Mas Vilavendrell de Muntanyola, Osona, en el Noreste de Cataluña.
El Blau de Muntanyola es un queso artesano, curado. Elaborado con leche de cabra pasteurizada. Tiene una delgada corteza con moho natural, la cual se envuelve en papel de estaño, la pasta en su interior es blanca, se endurece y se vuelve de un color amarillento cerca de la corteza, salpicada con pequeñas vetas de color azul-verdoso. La poca abundancia de vetas, esta motivada porque el moho es de floración natural, sin añadido artificial, lo que si se hace, es practicarle incisiones en la superficie, para ayudar a que penetre en el interior.
La textura es cremosa, tiene una consistencia compacta pero untuosa. Su aroma es intenso y peculiar, propio de los quesos de pasta azul. Al ser de leche de cabra se podría esperar que fuera más rotundo, pero no, para mi gusto esta en su punto justo.
Este queso se funde en la boca. El sabor es ligeramente picante. La picazón se acentúa a partir de los tres meses. Según me cuenta la afable Maria, el queso madura en cámaras entre 2 y 3 meses, pero sin duda, los quesos más maduros son los más sabrosos. El de la foto superior aun es algo joven, lo compré en Borredà durante la Primera Muestra de Quesos Artesanos de Cataluña, los días 12 y 13 de septiembre de 2009.
Es un queso que llama la atención, primero porque es uno de los pocos quesos azules de cabra que se hacen en Europa, los otros que yo conozco son; Persillé des Aravis el más conocido, Brendon Blue, Blaui Geiss, Harbourne Blue y otro catalán excelente el Balu de Veciana. El otro motivo por el que se distingue, es que cuando lo comes, te das cuenta que estas delante de un gran queso, su cremosidad te llena la boca y se funde sobre la lengua como si fuese mantequilla, la justa salinidad, tan difícil de conseguir en los quesos azules, para mi gusto esta muy equilibrada, así como la aspereza que es entre suave y media lo ideal para un queso azul con personalidad.
Auguro a este queso una larga y fructífera vida entre nosotros, prueba de ello es el "Lactium de oro" que ganó en el primer concurso de quesos artesanos Lactium, en la categoría de quesos azules, celebrado en Vic, el 1 de mayo de 2009.
Exquisito en ensaladas de endibias, para hacer salsa de queso para carnes, en tablas de quesos o solo, acompañado con frutos secos y una crujiente rebanada de pan de payes.
Combina bien con un vino blanco ligeramente dulce, incluso con un cava.
Este queso acaba de conseguir la medalla de oro en su categoría en los World Cheese Awards 2011 (Campeonatos del Mundo de Quesos) celebrados en Birmingham (Inglaterra).

No hay comentarios: