viernes, 25 de septiembre de 2009

Suau de Clua

Leche: Cabra
Tipo: Pasta semi dura, prensado, no cocido, corteza natural
Materia Grasa: 45%
Maduración: Entre 60 y 90 días
Aspereza: Media a suave
Vino: Can Ràfols dels Caus, Gran Caus Blanc 2002
País de origen: España
Región: Cataluña
Notas: El Suau de Clua lo elabora de forma artesanal, Quesos del Montsec en el antiguo núcleo de Clua, en Artesa de Segre (Lleida).
Clua es un pequeño y precioso pueblecito, aislado al pie de una pared de granito, en pleno Montsec, que quedó deshabitado como muchos otros pueblos de las comarcas de montaña. Hoy en día cuenta con una nueva población, neorrural, que ha restaurado sus casas y sus calles.
En la década de los setenta, varias familias iniciaron una nueva vida en común, lejos de la frenética actividad urbana; reconstruyeron un pueblo que estaba despoblado y en ruinas.
Al principio eran 9 chicos y chicas y vivían en dos casas que iban arreglando poco a poco, posteriormente fueron aumentando y venían de diversas zonas del país. Empezaron criando ganado de todo tipo: conejos, gallinas, cerdos y cabras, y cultivando un huerto. No tenían ningún tipo de patrimonio, ni tampoco tenían bagaje como a campesinos, ni tierras, ni herramientas, ni información.
Los inicios fueron muy duros, los conejos se morían, las cerdas no criaban y las gallinas se las comían las comadrejas. Las únicas que se adaptaban a la zona y a ellos, eran las cabras. Así, el azar y la necesidad hicieron que estos animales se convirtieran en el sustento de la débil economía de aquellos aventureros, eso les llevo a mirar hacia atrás y vieron que el queso mucho antes de su llegada ya era un producto que elaboraron los antiguos pobladores de la zona. Por lo que empezaron a hacer queso.
Y allí siguen elaborando el tradicional queso artesano de Clua. Un queso madurado, semicurado, elaborado con leche cruda y entera de cabra. Una elaboración muy típica de la sierra del Montsec, a caballo entre la planície de Lleida y los Pirineos.
De gusto intenso y incisivo, marcadamente típico de las elaboraciones con leche de cabra pero suave y untuoso, con notas a frutos secos, muy aromático. Olor que recuerda el bosque húmedo. Con el exterior liso, blanquecino y normalmente sin mohos, aunque puede estar florecida. El interior, la pasta es blanca, inmaculada, con pequeños ojos y una textura firme y tersa. Un queso que puede ser un contrapunto excelente a los de pasta blanda y que, servido con un poco de pan con tomate, nos puede solucionar una cena ligera de verano.
Un queso muy reconocido y que esta sujeto a la estacionalidad de los animales. Se madura en cuevas semi naturales. (Hoy se vende todo el año).
Este queso lo puede adquirir en Tutusaus C/. Maestro Pérez cabrero, 5 de Barcelona.

No hay comentarios: