domingo, 5 de septiembre de 2010

Avonlea Clothbound Cheddar

Leche: Vaca
Tipo: Pasta dura, corteza natural envuelta en gasa
Materia Grasa: 48%
Maduración: Mínimo 12 meses
Aspereza: Media
Vino: Sancerre, Cabernet Franc o Merlot Californiano
País de origen: Canadá
Región: Isla del Príncipe Eduardo
Notas: La receta del Avonlea Clothbound Cheddar, proviene de las Islas Orcadas (norte de Escocia), pero el queso lo elabora Armand Bernard de la Cows Creamery, en Charlottetown, Isla del Príncipe Eduardo, Canadá.
El origen del nombre del queso, viene de la fascinación que Armand siente por la novela Ana de las Tejas Verdes (Anne of Green Gables), un libro escrito por la canadiense Lucy Maud Montgomery y publicado por primera vez en 1908. La obra narra la vida de Anne Shirley, una niña huérfana que gracias a su carácter imaginativo y despierto logra encandilar a todos los habitantes de Avonlea, el pequeño pueblo pesquero ficticio en la (Isla del Príncipe Eduardo) donde se desarrolla la historia a principios del siglo XX.
El Avonlea es un queso artesanal hecho con leche termizada de vacas de la raza Holstein. (Este proceso no llega a la pasteurización completa, pero sí destruye algunos patógenos malignos).
A los pocos días de edad, los quesos jóvenes son envueltos en gasas y se ponen a madurar. Una vez en la bodega se frotan con manteca de cerdo para alentar al moho a colonizar la superficie del queso que descansa en estantes de abeto durante al menos un año, en un ambiente de temperatura y humedad controlada.
La envoltura de gasa en el Avonlea y otros cheddars tradicionales permiten a los quesos respirar a medida que pasa el tiempo, a diferencia de otros cheddars encerados o envasados en bolsas de plástico selladas. Debido a la exposición al aire, estos cheddars desarrollan una hermosa corteza natural, marrón grisácea, que se asemeja a una piedra húmeda que ha sufrido los estragos de una lluvia de granizo en una tormenta. La pasta es de color amarillo dorado y se oscurece con la edad. El sabor inicial es suave, con notas a nueces, a menudo con un ligero toque salado. El cultivo de la patata es muy popular en ambos lados de la isla, por lo que no es de extrañar que el queso tenga un ligero sabor a patatas.
Con la maduración, adquiere una textura más quebradiza y un sabor más fuerte, pleno, a deliciosas nueces, por lo general, tienen un aroma muy complejo.
El Avonlea ganó el trofeo a la mejor combinación de queso Cheddar con gasa, en la prestigiosa Sociedad Americana de Quesos en el año 2009.
Puede servirse en cualquier momento del día como tentempié acompañado de fruta o tostadas, en una tabla de quesos, o con encurtidos, rabanitos y apio.