domingo, 10 de octubre de 2010

Carré du Vinage

Leche: Vaca
Tipo: Pasta blanda, sin cocer ni prensar, corteza lavada
Materia Grasa: 45%
Maduración: Mínimo 3 meses
Aspereza: Fuerte a media
Vino: Riesling Alsaciano, Corbières tinto o cerveza
País de origen: Francia
Región: Altos de Francia
Notas: El Carré du Vinage lo elabora la Ferme du Vinage, ubicada en el Valle de Lys, Nord-Pas-de-Calais. Durante 9 generaciones, la familia Couvreur ha continuado la tradición agrícola que se ha ido pasando de padres a hijos. En 1970 Marie-Thérèse Couvreur junto con su esposo Michel toman el relevo de la granja, pero no fue hasta 1985 cuando la enérgica Marie-Thérèse desarrolla el Carré du Vinage, que contribuyó en gran medida a la buena reputación de la empresa. Pero este no es el único queso que elaboran, hoy, fabrican y venden 12 quesos diferentes, entre los más conocidos están el Saint-Paulin, y el Crayeux de Roncq que es prácticamente el mismo pero con periodos de maduración distintos.
El Carré du Vinage es un queso artesano a base de leche cruda de vacas. La finca posee unas cincuenta vacas lecheras que gestiona su esposo Michael.
El Carré du Vinage es un queso suave y corteza lavada con una salmuera de agua salada y cerveza del Norte. este queso se voltea periódicamente durante la maduración. Su tierno y delicioso sabor a nuez, da una sensación de equilibrio entre las notas dulces y amargas.
El queso tiene una pegajosa corteza de color naranja que desprende un aroma embriagador que no trata de ocultar el hecho de que este es un muy fuerte. Sus sabores son multidimensionales; espíritus de setas y frutos secos, levadura, sal y frutas. La pasta blanca tiene una textura muy cremosa, es una verdadera delicia.
Este sabroso queso está en la categoría de quesos de pasta blanda con corteza lavada. El Maroilles, Époisses y Munster son sus parientes más cercanos, aunque nuestro Carré du Vinage, es algo menos agresivo, más adecuado sobre todo para los principiantes a los quesos de corteza lavada.
El Carré du Vinage se comercializa en forma de un bloque cuadrado (carré) de 10 cm. de lado y pesa aproximadamente 450g.
Puede servirse al final de la comida, acompañado de fruta y vino de Alsacia.