viernes, 8 de octubre de 2010

Hyku

Leche: Cabra
Tipo: Pasta blanda, corteza enmohecida decorada con flores
Materia Grasa: No definido
Maduración: Unas 6 semanas
Aspereza: Suave
Vino: Cerveza de trigo
País de origen: Estados Unidos
Región: California
Notas: Cansados de ver siempre un horizonte gris por la contaminación, Bárbara y Rex Backus anhelaban respirar en libertad, por lo que en 1972, saturados de Los Ángeles se mudaron al Norte de California, donde los cielos oscuros y estrellados compiten con las verdes colinas por llamar la atención. Ellos se afincaron en la ladera occidental del Valle de Napa allá tienen la quesería Goats Leap Cheese, donde Bárbara elabora sus quesos, entre ellos este Hyku. El amor de Bárbara por todo lo japonés se refleja en los nombres de los quesos que con frecuencia heredan los nombres del país oriental, aunque en este caso Hyku es el nombre de una de las cabras favoritas de Bárbara.
Otro estupendo queso que hace es el Sumi un queso de pasta blanda con ceniza debajo de la corteza.
El Hyku es un queso de temporada. La fabricación normalmente empieza en el mes de abril y dura hasta finales de octubre o principios de noviembre. Todos los días, si el tiempo lo permite, las cabras se sacan a pastar en las laderas cercanas a la granja para que se alimenten de los arbustos y matorrales de la zona, ese sabor a terruño se transfiere a la leche y en consecuencia a los quesos.
El Hyku es un queso de leche pasteurizada de cabra, elegante, envejecido durante unas seis semanas.
Su blanca corteza de moho pueden volverse muy densa con la edad, pero la pasta interior se mantiene delicada, suave y aterciopelada.
Los sabores son herbáceos y suavemente caprinos, el queso es cremoso y sutil con un sabor refrescante, con notas a cítricos, un poco influenciado de las flores de cebollino casualmente dispersas en la parte superior.
El queso se comercializa en formato de pequeño disco de 5-7 cm. de diámetro, 2,5-5 cm. de alto y un peso aproximado de 170 - 225 gr.
Excelente con pan crujiente nueces y frutas. En bocadillos, sopas o para espesar las salsas.