sábado, 12 de marzo de 2011

Tierno de Formatgeria Marvall

Leche: Cabra
Tipo: Pasta blanda, corteza enmohecida
Materia Grasa: 45%
Maduración: 15 días
Aspereza: Suave
Vino: Tayaimgut Blanc o Antistiana tinto, ambos (D.O. Penedés)
País de origen: España
Región: Cataluña
Notas: Este Queso Tierno se elabora en la Formatgeria Marvall, situada en El Vendrel, Baix Penedès, Tarragona.
La quesería es una empresa joven que se fundó en el año 1996, aunque la idea nació 25 años atrás, cuando la familia empezó a dedicarse a la explotación ganadera.
La leche se exportaba por toda la zona de Cataluña y por lo tanto los mueve una gran tradición familiar desde hace muchísimos años.
A raíz de tener la materia prima (la leche de cabra), comenzaron como empresa a elaborar los productos lácteos, totalmente artesanales y con método tradicional, tal y como se hacía antiguamente. El ganado es de raza francesa (Saanen), lo que hace que la leche tenga una aromática especial.
La alimentación del ganado es totalmente natural a base de forraje, cereales y verduras. En su dieta alimenticia no se incluyen ni aditivos ni piensos completos, es decir, que no llevan conservantes de ningún tipo. Y los forrajes se ponen enteros, sin triturar, para una correcta suministración de alimentos.
Se trata de un queso elaborado con leche pasteurizada de cabra, con quince días de maduración, durante los cuales desarrolla una corteza emblanquecida por el moho que se oscurece con la maduración. La pasta es muy blanca y firme, cremosa al principio y más dura con el tiempo. De sabor ácido y poco salado, mantecoso en el paladar.
Descubrí este queso por casualidad en una feria, al principio me llamo la atención su forma de tambor y en ese momento lo más importante; que no era un queso conocido por mí. Al desenvolverlo del papel parafinado que lo protegía surgió esplendido, su apariencia me encantó, ya solo faltaba lo más importante, ¡probarlo! y ahí me desanime un poco, el queso estaba demasiado frio, el puesto estaba al aire libre, de todas formas el regusto que me dejo en boca iba enriqueciéndose con la temperatura bucal. Una vez en casa y llevado a temperatura ambiente, el queso adquirió un maravilloso sabor que me recordó la nata agria, debido principalmente a la leche de cabra, me dejo un final que perduró largo tiempo en la boca.
Uno de los mejores quesos de leche pasteurizada de cabra que he probado.
Combina a la perfección con una rebanada de pan crujiente y frutos secos, también puede incorporarse para acompañar ensaladas tibias, para enriquecer sopas o para espesar las salsas, siempre maridado con vinos de Denominación de Origen Penedés, blancos o tintos.

No hay comentarios: