jueves, 26 de mayo de 2011

Peña Blanca

Leche: Oveja
Tipo: Pasta semi blanda, corteza natural
Materia Grasa: 43,80%
Maduración: 3 meses
Aspereza: Media
Vino: Palo Cortado Alboroque o Moscatel De La Marina
País de origen: España
Región: Castellón (Valencia)
Notas: Este queso lo fabrica la Quesería Los Corrales, situada en Almedijar, localidad perteneciente a la provincia de Castellón, junto al Parque Natural de La Sierra de Espadán. La quesería que nació en 1990, elabora un tipo de queso artesano, con leche cruda de oveja y de cabra, esto es sin pasteurizar. La leche cruda tiene todas las ventajas cualitativas y nutritivas originales. No utilizan ni funguicidas ni antibióticos para la corteza, esta se trata con aceite de oliva para conservarla.
El Peña Blanca es un queso de leche cruda de oveja de pasta semi blanda y coagulación láctica, con 60 días de maduración en cava y 30 días en cámara fría.
También elaboran este queso con leche de oveja guirra, raza autóctona de la Comunidad Valenciana que se encuentra en grave peligro de extinción. No disponen de esta leche durante todo el año, así que la producción se limita a apenas doscientas piezas.
El de Guirra tiene un sabor más intenso y un regusto peculiar característico de esta raza de ovejas.
La corteza es de color marfil amarillento con tonos rojizos y ocres, originados por la acción de los mohos que intervienen en la maduración.
La consistencia de la pasta es semiblanda, de color blanco marfil, con ojos muy pequeños, sobre todo en verano. Dependiendo del tiempo de maduración, puede presentar un pequeño cerco más oscuro alrededor de la corteza.
La textura es friable pero se aprecia una notable mantecosidad. Su granulosidad es de tipo harinoso-fino.
Olor de intensidad media-alta, destacando las notas animales asociadas a recuerdos de hongos silvestres y humus de bosque.
Sabor muy personal y persistente, destacando su acidez, aromas de hongos y una sensación grasa con recuerdos animales (lana, cuero limpio) y de frutos secos.
Regusto intenso y potente, acabando en un picor que se intensifica progresivamente, pero nada agresivo al paladar.
Se presenta en formato cilíndrico de 2 Kg.
La quesería elabora además de este, otros quesos, todos de forma artesanal, entre los que destacan: el Extramuros, Majadales, Espadán y el más conocido de todos ellos el Tronchón.
Este queso poderoso casa bien con vinos olorosos, finos y palo cortado. Adecuado también con sidra natural, moscatel dulce y cerveza tipo "ale".
Aceitunas negras, frutos secos y aceite de oliva virgen, así como un buen pan de trigo, nos acompañarán en la degustación.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muy buen queso, de sabor muy fuerte pero muy rico. No es para tomar todos los días, es un manjar que hay que reservar para ocasiones especiales.