viernes, 13 de mayo de 2011

Serrat de Gelada

Leche: Oveja
Tipo: Pasta semi dura, corteza natural cepillada
Materia Grasa: 45-50%
Maduración: 3 meses
Aspereza: Media
Vino: Alto Sió o Thalarn ambos (D.O. Costers del Segre)
País de origen: España
Región: Cataluña
Notas: Este queso lo elabora Jordi Farrés en su pequeña quesería de Ca de Tunica, ubicada en el románico pueblo de Barruera, en el Valle de Boí, muy cerca del maravilloso entorno del Parque Nacional de Aigües Tortes. La quesería elabora quesos desde hace un año y tiene una zona de degustación y venta donde se pueden ver como maduran los quesos al ritmo tranquilo de los Pirineos.
El Serrat de Gelada es un queso típico estilo “Serrat” de elaboración artesanal hecho con leche cruda de oveja, procedente de Corroncui (Alta Ribagorça). La coagulación es de tipo enzimático, se utiliza cuajo de origen animal. La cuajada se corta en granos pequeños y se calienta.
Una vez escurrida la pasta se pasa a los moldes cilíndricos y se deja escurrir espontáneamente, sin prensar. El salado se realiza por inmersión en salmuera.
Durante la maduración de al menos 90 días, los quesos se cepillan cada dos días para evitar una proliferación excesiva de hongos. Se comercializa en formato de cilindro, de aristas y caras curvas, en dos tamaños el pequeño con un peso entre 400 y 600 gr. el de mayor tamaño de 1 a 1,5 kg. Corteza natural dura y ligeramente rugosa de color gris, seca y ligeramente florecida.
La pasta es de color entre amarillo y hueso, con ojos pequeños, irregulares y de distribución más o menos homogénea.
El Serrat de Gelada tiene un sabor muy peculiar, complejo y evolucionado, potente y persistente, salado, con un retrogusto largo y agradable, y de masa compacta o cerrada (de aquí su nombre Serrat).
El Queso Serrat de Gelada combina muy bien con tostadas o como aperitivo cortado en dados. También se presenta en ensaladas de escarolas o berros y frutos secos. Se puede utilizar rallado encima de carnes rojas, acompañado de un vino tinto joven con crianza, DO Costers del Segre.

No hay comentarios: