martes, 30 de agosto de 2011

Louis d'Or

Leche: Vaca
Tipo: Pasta dura, cocido y prensado, corteza lavada
Materia Grasa: 36%
Maduración: 9 meses
Aspereza: Media
Vino: California Fumé Blanc o Badiola Mazzei Toscana
País de origen: Canadá
Región: Quebec
Notas: Este queso lo elabora la Fromagerie du Presbytère, ubicada en Sainte-Elizabeth de Warwick, en el Centre-du-Quebec, comenzó la fabricación de queso en octubre del 2006. Establecida en la antigua rectoría construida en 1936, que da nueva vida a este edificio histórico, restableciendo al mismo tiempo un poco de vida en el pueblo. Este negocio familiar, regentado por la familia Morin durante cuatro generaciones, se convirtió a la agricultura ecológica en los años 80. Su ganado está formado por vacas Holstein y Jersey. La granja consta de vastas extensiones de pastos que ofrecen, trébol, timoteo, bluegrass y otras hierbas biológicas. Además, son alimentadas con heno seco y el pastoreo diario. En cuanto a la leche, es en parte distribuida a las empresas de procesamiento de leche orgánica en Quebec y Ontario, y es, obviamente, usada para la fabricación de sus quesos, que además de este Louis d'Or elaboran otros como el Bleu d’Élizabeth, el Brie paysan, el Champayeur, y el Laliberté.
Queso artesanal, elaborado con leche orgánica cruda de vaca. Inspirado en la fabricación de quesos tradicionales de la región del Jura. El queso es de pasta dura a semidura, prensada y cocida, y corteza lavada.
El queso tiene un sabor a nuez con notas florales y una textura suave que se derrite en la boca. Los aromas finos y complejos se expresan con elocuencia, después de nueve meses de maduración.
La granja de dónde proviene la leche se llama Louis d'or. Louis era el nombre de la segunda generación de los  Morin, él añadió el “d’or” a su nombre. El nombre del queso también se refiere a la moneda francesa del mismo nombre utilizado bajo el reinado de Luis XIII en 1640.
Este queso tiene varios premios entre los que destacan la medalla de oro y Grand Campeón en el Grand prix des fromages canadiens del 2011 y ganador del prestigioso Caseus d’or en el año 2010.
Este queso se puede disfrutar por supuesto solo y también en ensaladas o sopas, derretido para bechamel, con patatas con tocino o panceta, en una raclette, para gratinados, en pizzas y en platos de pasta.