martes, 22 de noviembre de 2011

Hanfmutschli

Leche: Vaca
Tipo: Pasta semi blanda, corteza lavada
Materia Grasa: 45%
Maduración: 5-6 semanas
Aspereza: Media
Vino: Erdinger Weissbier (cerveza alemana de trigo)
País de origen: Suiza
Región: Emmental
Notas: Creado en el año 2005 por dos productores de quesos jóvenes, Mike Glauser y Juerg Wyss, en su quesería Kaeseri Steinen, el Hanfmutschli se produce en la región de Emmental de Suiza central.
Para la producción del Hanfmutschli se utiliza leche cruda de vaca de la cooperativa local. La leche se filtra y se prueba antes de ser calentada a 32 ºC. Una hora y media más tarde, se coagula y se corta en pedazos bastante grandes para conservar la humedad. Poco después, las semillas tostadas y el aceite de cáñamo se agregan a la cuajada cortada, que luego se transfiere en moldes, donde se deja enfriar de forma natural durante varias horas.
Después de desmoldar, los quesos son trasladados a una bodega de maduración donde se lavan con agua salada para fomentar el desarrollo del moho en la corteza.
El envejecimiento dura de 5 a 6 semanas antes de que los quesos se pongan a la venta.
Por su peculiar forma de elaboración, se puede deducir que la característica principal del queso es que la pasta interior, que contiene el aceite de cáñamo y está salpicada de semillas de cáñamo tostado. Además, la superficie de la corteza superior muestra una huella de una hoja de cáñamo o cannabis. A pesar de esto, el queso no contiene sustancias alucinógenas, debido al calentamiento de las semillas al tostarse.
La textura del Hanfmutschli es semi blanda y ligeramente elástica con una pasta interior del color del marfil, salpicada de ojos y de semillas de cáñamo. La corteza es de un suave color naranja-marrón, con el diseño de la hoja del cáñamo distintivo en la parte superior.
Los sabores son suaves, con notas refrescantes a hierba, con un delicado sabor a mantequilla y aceite de cáñamo. Este queso tiene un pronunciado aroma a tierra.
Disfrute del Hanfmutschli con salami curado, jamón y pan de nueces. También es ideal derretido en un bocadillo de tocino. En cocina se puede utilizar en muchas recetas puesto que el queso derrite bien, pero su calidad, nos aconseja saborearlo solo, sin nada que nos esconda su exquisitez.
Para acompañar este queso, lo mejor es una buena cerveza de trigo o en todo caso un vino blanco.