viernes, 13 de abril de 2012

Formatge Marí

Leche: Oveja
Tipo: Pasta blanda, corteza enmohecida
Materia Grasa: No definido
Maduración: 15 días
Aspereza: Suave
Vino: Empordàlia Brut (Cava) o Garnatxa d'Empordà
País de origen: España
Región: Girona (Cataluña)
Notas: El Marí es un queso de autor, lo elabora Manel Marcè y Natàlia Rich, del Mas Marcè, en Siurana d'Empordà, Girona.
El Mas Marcè lo forman una familia que hace más de seis generaciones que se dedican a hacer de pastores. Cuando se constituyeron como empresa se marcaron tres objetivos principales: recuperar la oveja de raza ripollesa, una raza autóctona de Cataluña, como productora de leche; recuperar el recuit del Empordà, producto tradicional de la zona, y recuperar el cuajo vegetal herbacol para sus productos.
El queso Marí está elaborado con leche cruda ecológica de oveja ripollesa, y cuajo vegetal “herbacol” (cardo comestible).
El nombre Marí (marino en español) se debe a que el queso está salado ligeramente con agua de mar del Cabo de Creus.
Su corteza de color marfil está ligeramente arrugada, formando lo que se conoce como “piel de sapo" (Geotrichum candidum). Algunas personas se refieren a ella como la corteza "inteligente", por razones obvias. Debajo, hay una sabrosa pasta que se mantiene lisa, llegando a ser más o menos cremosa, sobretodo en los bordes, según la temporada, los quesos jóvenes se funden en la boca, en ellos se reconoce un agradable regusto al cuajo vegetal, los más maduros son algo picantes y salados y poseen un intenso aroma, pero por encima de todo, tenga la maduración que tenga, el Marí siempre mantiene una deliciosa suavidad cítrica perfectamente equilibrada.
La quesería elabora otros quesos entre ellos el El Set su queso estrella, galardonado en varios concursos, un exquisito queso de leche cruda y fresca recién ordeñada de oveja, también hacen el Llanut, un original queso que madura sobre un nido de lana de oveja, del propio rebaño.
El Marí es un queso adecuado para vegetarianos, al llevar cuajo vegetal.
Delicioso sobre una rebanada de pan tostado rociada con miel o derretido en una ensalada, o para enriquecer sopas. En una tabla de quesos. Lo acompañaremos de un Cava de la zona como el Empordàlia Brut o un vino dulce como el Garnatxa d'Empordà.