viernes, 13 de abril de 2012

Queso Curado Montes de Málaga

Leche: Cabra
Tipo: Pasta dura, corteza natural
Materia Grasa: 55-60%
Maduración: De 90 a 120 días
Aspereza: Media
Vino: Molino Real o Tadeo de los Aguilares ambos (D.O. Málaga)
País de origen: España
Región: Málaga (Andalucía)
Notas: Este queso lo elabora la Agrupación de Ganaderos de los Montes de Málaga. El origen de la empresa data del 15 de Marzo de 1985 cuando unos 48 socios deciden fundar La Agrupación de Ganaderos de los Montes de Málaga, (AGAMMA, S.A.T.).
La sociedad se convierte en cooperativa a partir del 1 de enero de 1.993.
En la actualidad la sociedad cuenta con unos 170 socios activos, todos productores de leche de cabra, repartidos por la provincia de Málaga. Las cabras productoras de leche son de la raza Malagueña mayoritariamente.
El volumen de leche recogido anualmente ronda los 9 millones de litros.
El objetivo de la empresa es la elaboración y transformación de la leche de sus socios para así obtener productos de más valor añadido. Para ello cuentan con una planta de elaboración de quesos y postres lácteos de 900 metros cuadrados y un equipo de 10 profesionales que utilizan unos modernos métodos de producción que aseguran la alta calidad de sus productos.
El Queso Curado Montes de Málaga es un queso de coagulación enzimática elaborado a base de leche pasteurizada de cabra de raza malagueña y madurado en cámaras de 90 a 120 días. De color blanco marfil, resalta su regusto picante y sus aromas caprinos. La textura es firme y la persistencia larga.
Al corte presenta una superficie con ojos irregularmente repartidos, típicos del a fermentación microbiana.
La forma del Queso de Málaga es cilíndrica con dibujo de la pleita en el área perimetral y dibujo de entremijo en ambas caras. El queso entero mide 13 cm. de diámetro, 6 cm. de alto y un peso de 860 g.
La quesería elabora otros quesos de cabra, además de este; el Fresco con apenas unos pocos días de maduración, de color blanco y brillante, es muy suave en nariz y boca con notas lácticas a leche fresca.
Ligeramente dulce, su textura es firme y su persistencia corta con recuerdo a cabra. El Semicurado, con una maduración de 30 a 60 días, de color muy claro, resaltan en nariz y boca las notas a mantequilla y toffe. La textura es firme y tierna y la persistencia media. El curado de leche cruda, madurado en cámaras de 90 a 120 días, de color claro, destaca la complejidad de su olor pungente con notas limpias a animal propias de los quesos elaborados con leche cruda. Su textura es firme y la persistencia larga. Galardonado con una medalla de plata en el "International Award of Goat Cheese", concedida en el marco del FROMAGORA 2007, que se celebró en Moliterno, Italia, en mayo de 2007.
Es ideal como aperitivo cortado en tacos o como plato de queso, acompañado de mermeladas y un vino de proximidad.