domingo, 17 de junio de 2012

Puit Rentat

Leche: Oveja
Tipo: Pasta blanda, corteza lavada
Materia Grasa: 45%
Maduración: Mínimo 2 meses
Aspereza: Media
Vino: Ekam (D.O. Costers del Segre) o Abadal Nuat (D.O. Pla de Bages)
País de origen: España
Región: Cataluña
Notas: Este queso lo elabora Clara Farriol Valette en la Formatgeria Valette, en la Vall de Lord, Sant Llorençs de Morunys, Lleida, Cataluña.
Valette es una quesería familiar donde elaboran este queso de forma artesanal manteniendo el arte de las viejas técnicas tradicionales con los procedimientos modernos.
Rentat es una palabra catalana, que significa “lavado” y hace referencia al lavado con agua y sal que se hace de su corteza.
Es un queso artesano elaborado con leche cruda de oveja, procedente de Corroncui (Alta Ribagorça). La granja no tiene rebaño propio.
El Puit Rentat es un queso de pasta blanda y de coagulación láctica que madura durante un mínimo de dos meses, durante los cuales se cepilla su corteza con salmuera una vez al mes. La consistencia de la pasta es blanda. De todas formas la consistencia dependerá mucho del tiempo que tenga el queso. El Puit Rentat, presenta una corteza rugosa de color grisáceo, con muy poco moho o la asuencia de él, la pasta es de color marfil. La estructura es compacta sin ojos, ni grietas, más cremosa en la parte más cercana a la corteza.
Olor de intensidad baja, donde se mezclan las notas típicas de los hongos, con sotobosque y recuerdos animales. Sabor muy personal caracterizado por el gusto que le transmite su corteza, persistente, láctico y limpio con notas a frutos secos. Regusto intenso, acabando en un picor que se intensifica progresivamente, pero nada agresivo al paladar.
La quesería elabora otros quesos todos ellos de leche de oveja, entre los que destacan el Puti Blanc un queso de pasta blanda y corteza enmohecida con penicilium, el  Puit Rústic un queso de la misma familia con la diferencia que su corteza, está florecida con hongo natural, el Boïgot un queso de pasta semi dura y coagulación enzimática, por último está el Farcell, es un queso fresco que tiene una vida de unos 8 días, se elabora con leche pasteurizada de oveja, de coagulación láctica, de pasta blanda, sin corteza.
Ideal para comer solo, acompañado de un buen pan artesano, un buen aceite de oliva extra virgen, un puñado de frutos secos y una copa de vino blanco, seco y aromático.
El queso se comercializa en formato cilíndrico con caras planas con un peso de 250 a 300gr.