viernes, 13 de julio de 2012

Formagella Valle Imagna

Leche: Vaca
Tipo: Pasta semi dura, corteza natural
Materia Grasa: 45%
Maduración: Mínimo 60 días
Aspereza: Suave
Vino: Valcalepio Rosso 2005
País de origen: Italia
Región: Lombardía
Notas: Este queso lleva el nombre de su lugar de procedencia, el Valle Imagna, situado en Bérgamo es un valle pre-Alpino que fluye desde la derecha en el Valle Brembana, a través del cual fluye el río Imagna, rodeado de verdes montañas, y todavía conserva una naturaleza virgen, donde las vacas pastan libremente en primavera y verano, alimentándose de hierbas frescas, que repercuten en la excelente calidad de la leche y en consecuencia del queso.
La Formagella Valle Imagna es un queso se fabrica exclusivamente con leche entera de vaca de la raza Parda Alpina del Valle Imagna. Sus orígenes son muy antiguos, aunque sólo recientemente se ha catalogado como "Formaggella Valle Imagna" por la quesería que lo elabora; Casera Monaci ubicada en Almenno San Salvatore un pequeño pueblo de Bérgamo para conservar y la tradición quesera de la zona.
Es un queso semi-duro cocido, a partir de más de un ordeño de leche de vaca. De forma cilíndrica, tiene un diámetro de 16 centímetros y una altura de 8 centímetros. El peso de cada forma pesa alrededor de 1,8 kg.
Madura en salas con temperatura uniforme de entre 6 y 8 grados y una humedad del 85-90 por ciento. El producto está listo para su comercialización después de 60 días de curado. Durante la maduración de los quesos se voltean regularmente, se cepillan y limpian con un trapo humedecido en una solución de agua y sal.
El sabor es dulce suave, y delicado y tiene un postgusto persistente que nos lo recuerda agradablemente en el paladar, durante largo tiempo.
La pasta es de color blanco a amarillo con pequeños ojos irregulares. La corteza es lisa y de color amarillento con el nombre del queso grabado sobre ella.
Servido a temperatura ambiente es perfecto para comer solo o acompañado con pan, o en una tabla de quesos. En cocina, sobre patatas cocidas, o en platos de pasta. Se adapta maravillosamente bien con vinos tintos de la tierra.