domingo, 9 de septiembre de 2012

Crisembert

Leche: Cabra
Tipo: Pasta blanda, corteza florecida
Materia Grasa: 55%
Maduración: 3 semanas
Aspereza: Suave
Vino: Oporto Petre's (D.O. Oporto) o Mirgin Rosado (D.O. Cava)
País de origen: España
Región: Cataluña
Notas: Este queso se elabora en Formatges Camps, una empresa joven y emprendedora, creada por Toni y Robert Camps hijos de una familia con tradición agrícola durante varias generaciones, que desde el año 2000 elaboran quesos para complementar la actividad agrícola familiar.
La quesería se encuentra en Palau d'Anglesola en la comarca del Pla d'Urgell, Lérida. Toni se cuida de la parte comercial y de distribución, mientras que Robert es el maestro quesero.
El nombre de Crisembert es la contracción de dos palabras; “Cristina y Camembert”, la primera es la hija de Toni Camps y la segunda es la del famoso queso francés Camembert, en la que se inspira este queso.
El Crisembert es un queso de leche de cabra y corteza enmohecida, “nuestra fuente de inspiración fueron los quesos elaborados con leche de cabra de Francia", dice Robert Camps. "Nosotros seguimos una receta del Camembert como una guía aproximada, pero se han añadido nuestros propios toques para hacer el queso a nuestro estilo propio".
Para la producción de este queso, Robert añade a la leche (cruda o pasteurizada) mesófilos cultivos iniciadores Penicilium candidum, seguido de un cuajo animal tradicional para coagular. Una vez formada, la cuajada se cuela, se deposita cuidadosamente en los moldes y se deja que escurrir por su propio peso, antes del secado y salado. Los quesos se transfieren a la cámara de maduración que posee unas condiciones ambientales constantes y donde permanecen durante 3 semanas.
El Crisembert se presenta con una deliciosa pasta de color blanco, blanda y untuosa en el centro, convirtiéndose en densa, cremosa y suave bajo la corteza. La humedad juega un papel clave en el proceso de envejecimiento. El hecho de madurar en las mismas salas que sus quesos azules, ayuda a que desarrolle una llamativa corteza florecida blanca, salpicada de manchas de moho azul.
Sus sabores son claramente herbáceos, a flores, césped, y mantequilla.
En muchas ocasiones estos pequeños quesos de cabra se asocian con texturas yesosas y pronunciados sabores ácidos o caprinos. El Crisembert no tiene ninguno de esos defectos, todo lo contrario, es un exquisito queso que gustará a todos los miembros de la familia, desde los niños, a los más exigentes gourmets.
Llevado a temperatura ambiente, es fantástico untado sobre una rebanada de pan. Se empareja perfectamente con frutos secos, mermeladas, tartas y miel. Marida especialmente bien con un vino de postre, como un Oporto y ¿por qué no, ser más originales con un Cava Rosado?.