jueves, 25 de octubre de 2012

Coach Farm Triple Cream

Leche: Cabra
Tipo: Pasta blanda, corteza enmohecida
Materia Grasa: 75%
Maduración: 4 semanas
Aspereza: Media
Vino: Domaine Barmès Buecher - Riesling Hengst (D.O. Alsacia)
País de origen: Etados Unidos
Región: Nueva York
Notas: Este queso lo elabora la Coach Farm, situada en Pine Plains, Nueva York, Coach Farm produce una gama de quesos frescos y madurados con mohos de la leche de su rebaño de 900 cabras Francesas Alpinas.
La granja Coach se ha ganado la fama de ofrecer una calidad sobresaliente y ha recibido numerosos premios internacionales. Regularmente hace aparición en los mercados de grandes granjeros que se organizan en la ciudad de Nueva York.
La producción del Coach Farm Triple Cream comienza con leche fresca, se pasteuriza, y se le añade nata, se coagula y se deja reposar durante la noche en una sala de incubación. A la mañana siguiente, la leche se ha coagulado. La cuajada se corta se coloca en los moldes y se drena con suavidad de forma natural (sin prensado) durante aproximadamente 24 horas - reteniendo de ese modo la humedad tanto como sea posible.
La textura del Coach Farm Triple Cream es suave, cremosa y húmeda con un sabor ligero y esponjoso en boca. La pasta en su interior es de color blanco y la corteza blanca y comestible está enmohecida con un tacto aterciopelado.
El proceso de envejecimiento es de unas 4 semanas, durante las cuales desarrolla un rico y pronunciado sabor caprino, a mantequilla, y ligeramente amargo, que termina con un agradable toque salado y herbáceo.
Es un queso de cabra que no puede negar su procedencia y linaje, y que refuerza el argumento a favor de personas que no les gusta el queso de cabra. Sin embargo para todos los que si nos gustan, (entre los que me cuento), la combinación de queso fuerte, aroma caprino y enmohecido, es sin duda un queso para gozar. Y encima es un triple crema…
El queso se comercializa en un pequeño formato cilíndrico, con un tamaño de 5 cm. de diámetro por 5 cm. de alto y un peso de 185 gr. (también hay una rueda mucho más grande 1,36 kg).
Ganó el primer premio en su categoría, en el Concurso Mundial de Quesos.
Perfecto con rebanada de pan crujiente con huevos escalfados. Tablas de quesos, gratinados, horneado como relleno en pastelería, salsas y ensaladas. El maridaje debería ser un vino blanco tipo Riesling o incluso un vino espumoso tipo Cava.