jueves, 11 de octubre de 2012

Lazana Afinado

Leche: Vaca
Tipo: Pasta blanda, corteza lavada y cepillada
Materia Grasa: 50%
Maduración: De 2 a 6 semanas
Aspereza: Suave
Vino: Gramona Sauvignon Blanc (D.O. Penedés)
País de origen: España
Región: Asturias
Notas: Este queso lo elabora David Fernández en la Quesería Artesanal Lazana  situada en el lugar de Lazana, una aldea de Asturias en el concejo de Las Regueras de gran tradición ganadera. Según cuentan en su pagina web, han retomado la actividad de una pequeña quesería con la ilusión de hacer algo diferente. Creando una empresa sostenible y fomentando el desarrollo rural.
El Lazana Afinado es un queso artesano de leche pasteurizada de vaca, de pasta blanda pero compacta y elástica al tacto, en boca es tan cremosa y untuosa que se funde al paladar. De color amarillo paja. Corteza seca, lavada y cepillada de un color gris rosado, algo emblanquecida por el clásico penicilium candidum.
Se comercializa en forma de pequeños discos de 200 gr. y en tres estadios de maduración: joven (2 a 4 semanas), medio que es su punto óptimo (5-6 semanas) y el de más tiempo (a partir de las 6 semanas), en todos los casos el sabor y olor es más intenso, cuanto más curado está el queso.
Sabor láctico, ligeramente ácido, suave, con notas vegetales y a sotobosque al final. El aroma a musgo sobresale de los otros, entre ellos a setas y hierbas aromáticas.
El Lazana Afinado es un queso excelente, parecido al famoso Reblochon francés, pero con personalidad asturiana.
En el año 2010 fue galardonado con el premio Cincho de Plata otorgado por la Junta de Castilla y León en la categoría de quesos afinados tipo Camembert.
Puedes comprar Lazana Afinado desde la página web; http://lazana.es/ de la propia quesería, los quesos se entregan a domicilio en poco tiempo.
Acompaña muy bien a todo tipo de ensaladas. Frutos secos ligeramente tostados (almendras, avellanas y pistachos) y frutas desecadas con un toque ácido (albaricoque, melocotón, pasas, frutas del bosque). Se presta muy bien para gratinados potenciando el sabor del plato. Marida muy bien con vinos blancos, frescos y muy afrutados (Gewürztraminer, Riesling) cuando el queso es joven. Vinos blancos fermentados en barrica cuando es más curado.