sábado, 10 de noviembre de 2012

Admiral Collingwood

Leche: Vaca
Tipo: Pasta semi blanda, corteza lavada con cerveza
Materia Grasa: No definido
Maduración: De 2 a 3 meses
Aspereza: Media
Vino: Cerveza Newcastle Brown
País de origen: Gran Bretaña
Región: Northumberland
Notas: Este queso se produce en Doddington Dairy en Northumberland. Comenzaron su producción alrededor de 1990 los quesos fueron desarrollados después de que los responsables, Neill y Margaret-Ann Maxwell pasaran tiempo aprendiendo su oficio de queseros en los Países Bajos, Francia y en diversos cursos en el Reino Unido.
El Admiral Collingwood es un queso de leche cruda de vaca y cuajo animal, pasta semi blanda, con corteza lavada regularmente en Newcastle Brown Ale.
Una vez madurado, durante 2 a 3 meses, el resultado es un queso suave que ha desarrollado una corteza de color naranja sobre una pasta de color amarillo claro. La textura es tan suave que se funde en la boca. El sabor es pleno y dulce con notas a levadura (si se come la corteza) y afrutado con un regusto persistente a cerveza.
Algunos quesos lavados con alcohol puede ser bastante abrumadores, pero el almirante Collingwood está muy bien equilibrado y tiene un acabado liso-
El queso se comercializa en formato cuadrado con un tamaño de 18-14 cm. de lado por 4 cm. de grosor, con un peso variable de 1 a 2 Kg.
El queso lleva en nombre de un héroe naval el Almirante Cuthbert Collingwood, (1748 - 1810) fue un almirante de la Royal Navy. Se destacó por participar junto con Horacio Nelson en varias de las victorias británicas de las guerras napoleónicas. Es uno de los héroes favoritos de Newcastle y muchas calles y carreteras que lleva su nombre. Nelson es más recordado por la batalla de Trafalgar y sigue siendo una de las batallas más famosas y cruciales de la historia naval británica. Sin embargo, fue Cuthbert Collingwood el que disparó el primer tiro en Trafalgar.
El queso gano el primer premio en el concurso del Mejor Queso Nuevo del 2007 en el Salón Internacional del Queso Nantwich.
El acompañamiento perfecto, naturalmente, es la cerveza Newcastle Brown, que constituirá el complemento perfecto para este tipo de queso. Si no se consigue, cualquier cerveza también puede ser adecuada. Con galletas de mantequilla y mermelada de naranja.