jueves, 1 de noviembre de 2012

Grey Owl

Leche: Cabra
Tipo: Pasta blanda, corteza florecida cubierta de carbón
Materia Grasa: 45%-50%
Maduración: De 3 a 4 semanas
Aspereza: Suave
Vino: Château de la Reynaudie Blanc (D.O. Bergerac)
País de origen: Canadá
Región: Quebec
Notas: El Grey Owl se realiza en la Fromagerie Le Détour situada en Notre-Dame-du-Lac, Quebec, en la región del lago Témiscouata cerca de la frontera de Nuevo Brunswick. El matrimonio formado por Ginette Bégin y Mario Quirion, como un buen equipo comenzaron en 1999, la quesería Le Détour. Ellos no tienen animales, pero la leche que utilizan proviene de cabras Saanen, una raza suiza de cabras lecheras de granjas vecinas.
La Fromagerie Le Détour (que también hacen los sabrosos quesos de corteza lavada Magie Madawaska y Le Clandestin) crearon primero el Grey Owl, a petición de un cliente americano. Se vendió en los Estados Unidos en el 2007, pero no se introdujo en el mercado canadiense hasta principios de 2008 cuando el queso se bautizó oficialmente como Grey Owl.
El nombre no sólo se refiere al color del queso, también rinde homenaje a la leyenda de Archibald Belaney (1888-1938) que fue un británico apasionado por los Amerindios. Emigro a Canadá poco antes de 1910, donde termina por adoptar una identidad india tomando el nombre de Wa-sha-quon asin-el Ojibway Gran wenjiganoozhiinh que significa Gran Búho Gris, en inglés (Grey Owl). Durante la Primera Guerra Mundial, sirvió como francotirador en el 13ºBatallón de Montreal. De vuelta a casa, se instaló especialmente en las orillas del lago Témiscouata. Se distinguió como escritor y conferenciante para la conservación de la fauna, especialmente de castores en peligro de extinción debido a las trampas, y la protección del medio ambiente. Al igual que él, Ginette y Mario de la quesería Le Détour aprecian la armonía entre el hombre y la naturaleza.
Queso de pasta blanda y corteza florecida compuesto únicamente de leche pasteurizada, de un único rebaño de cabras de una granja vecina. Que se elabora con cuajo de origen vegetal. Toma forma en un molde redondo de 1 kilogramo.
Su corteza es de color gris, al estar cubierta por ceniza vegetal comestible, que ayuda a que el interior del queso mantenga su humedad y le da un aspecto distintivo al contrastar maravillosamente contra la pasta de un blanco puro tan típico de los quesos elaborados a partir de leche de cabra.
Su textura, de aspecto yesoso, es firme y densa y se transforma en una textura suave y cremosa en la boca con un sabor a nuez dulce picante.
Este queso de bajo nivel de aromático presenta una dulzura sin igual. La frescura de su pasta permite consumirlo de diferentes maneras: como un aperitivo con salmón ahumado, o jamón o en el desayuno con mermelada casera. Marida especialmente bien con un Sauvignon Blanc o un Pinot Grigio.