domingo, 23 de diciembre de 2012

Bliss

Leche: Oveja
Tipo: Pasta blanda, cortezaenmohecida
Materia Grasa: Entre 70% y 75%
Maduración: De 4 a 6 semanas
Aspereza: Suave
Vino: Blanc Fumé de Pouilly (D.O. Loire)
País de origen: Canadá
Región: Ontario
Notas: Este queso lo elabora Ruth Klahsen una quesera autodidacta que cree firmemente en el trabajo artesanal bien hecho y lo refleja en "la elaboración de queso con cuidado, y un compromiso con la excelencia." Una buena dosis de paciencia, el amor profundo de su arte (a cada uno de sus quesos, al igual que sus tres hijos), lleva a su destreza en el queso.
Ruth es la propietaria de La Monforte Dairy, empresa que empezó a hacer quesos en el año 2004 y que estaba situada en Millbank, Ontario, pero en el año 2009 han cambiado de lugar, y ahora están en Stratford, El cambio ha sido para tener un espacio propio.
La Monforte Dairy opera de forma parecida a una cooperativa, en realidad se trata de una Comunidad Agrícola Compartida (CSA) es una alternativa de financiación local de alimentos / modelo de comercialización que se estrenó en Canadá en 1989.
El Bliss es un queso que se elabora en primavera con leche pasteurizada de oveja, de pasta blanda, corteza enmohecida y enriquecido con crema de leche de vaca que proviene de la granja Mapleton’s Organic en Moorefield, Ontario, Lo que hace que sea un queso de los llamados triple crema. El tamaño es pequeño, alrededor de 9 cm. de diámetro y alrededor de 2,54 cm de alto. Tiene el típico revestimiento suave, fino y aterciopelado de un queso de corteza enmohecida, con un interior cremoso.
El Bliss alcanza su punto optimo alrededor de las seis semanas de maduración (a pesar de que está listo para ser vendido a cuatro). Si usted es un fan del francés Camembert, sin embargo, no espere el mismo tipo de textura que éste. El Camembert tiene un exterior muy cremoso casi derretido con un núcleo más firme, una característica típica de un queso que madura de fuera hacía dentro. Los fabricantes de queso estadounidenses suelen añadir sus bacterias a la leche en lugar de la pulverización de las bacterias en la parte exterior del queso. Cuando las bacterias se combinan en toda la leche como se hace con el Bliss, el interior del queso madura uniformemente, lo que significa que será más o menos firme, pero siempre tendrá una textura consistente y uniforme.
El sabor tiene un acabado dulce y lechoso, bien equilibrado, aunque con una salinidad persistente, que le otorga una agradable sensación final en la boca que se asemeja a la textura de un cremoso aguacate.
Sensacional extendido sobre una hogaza de pan tostado acompañado con un Sauvignon Blanc.