martes, 1 de enero de 2013

Bocké

Leche: Vaca
Tipo: Pasta semi blanda, corteza lavada con cerveza
Materia Grasa: No definido
Maduración: 40 días
Aspereza: Suave
Vino: La Bock de Joliette (cerveza canadiense)
País de origen: Canadá
Región: Quebec
Notas: Situado en Legardeur, en la costa norte de Montreal, la Fromagerie Champêtre es una pequeña empresa dinámica trabajando con entusiasmo en el desarrollo de los quesos de Quebec. A través de los años, la Fromagerie Champêtre ha desarrollado una amplia experiencia en la producción de quesos, así como en la distribución de productos lácteos.
En 1995, Luc Livernoche compró tierras en el centro de la ciudad de Repentigny para construir la quesería de sus sueños. La audacia de su elección le recompensó rápidamente desde 2003, la Fromagerie Champêtre transfiere sus operaciones en la zona industrial de Legardeur unas instalaciones casi tres veces más grandes.
Hoy en día, la Fromagerie Champêtre transforma 11 millones de litros de leche al año para hacer quesos frescos curados de la más alta calidad.
El Bocké es un queso semi-curado elaborado con leche pasteurizada de vaca. Con su magnífica pasta suave y cremosa y con una corteza de un precioso color ámbar, Le Bocké sorprende agradablemente por su suavidad encantadora y delicada armonía de sabores únicos de las setas silvestres y un ligero olor a tierra fresca que complementan el aroma a levadura de cerveza.
Esta belleza semi blanda debe su sabor distinto a una maduración superior a lo normal de 30 a 40 días, durante los cuales recibe un cuidado especial - y más importante – frecuentes lavados hechos a mano con cerveza La Bock de Joliette de color ámbar, el producto estelar de la renombrada cervecería L'Alchimiste. Cerveza elaborado con ingredientes locales de calidad excelentes.
Le Bocké es un queso que contiene por sí mismo y por los baños de cerveza a los que ha sido sometido, los sabores característicos típicos de la tierra la región de Lanaudière donde procede.
El Bocké puede tomarse fundido sobre pan tostado o patatas calientes. Se toma al final de la comida con mermeladas, en canapés o ensaladas. El compañero ideal para este queso sin duda es la cerveza con la que se ha lavado.