sábado, 23 de febrero de 2013

Deep Ellum Blue

Leche: Vaca
Tipo: Pasta semi blanda, azul, sin corteza
Materia Grasa: No definido
Maduración: 2 meses
Aspereza: Media suave
Vino: Porto Dalva Vintage 1981 (D.O. Oporto)
País de origen: Estados Unidos
Región: Dallas (Texas)
Notas: Paula Lambert ha dedicado más de 20 años a trabajar con quesos, inspirándose en sus viajes a Italia. La Mozzarella Company se fundó para producir mozzarella fresca, pero ahora también elabora muchas creaciones propias, como este Deep Ellum Blue, así como el Blanca Bianca, el Hoja Santa; el Montasio Festivo y por supuesto la Mozarella.
Este queso lleva el nombre del  céntrico barrio de la ciudad de Dallas, donde se produce este queso - Deep Ellum, el hogar urbano alternativo de artistas, galerías de arte, bares y clubes de blues. Lambert lo describe como "un queso azul para las personas que no les gusta el queso azul", presumiblemente se refiere al hecho de que es un queso suave y no tan fuerte como muchos de su estilo. La mayoría de los quesos azules se hacen añadiendo cepas de "penicillium roqueforti" a la leche y perforando luego los quesos con agujas de metal permitiendo así que el oxígeno pueda llegar al interior y alimentar a las bacterias a que produzcan el veteado. Con el Deep Ellum Blue, sin embargo, los quesos se bañan en el "penicillium roqueforti", lo que significa que el moho crece solamente en el exterior. Después de haber sido madurado durante un mínimo de 2 meses, el queso se frota a mano con aceite de oliva virgen extra antes de ser envasado para el mercado.
El queso se elabora con leche pasteurizada de vaca, moldeado sin cocer y sin corteza. Se comercializa en forma de bloque rectangular con un peso de 2,27 kg; el exterior es de color marfil con moho azul-verdoso, con un distintivo patrón grabado en forma de diamante, motivado por las esteras en las que son drenados, en la parte superior, el interior es de color marfil. Su sabor es complejo y terroso, con un salado robusto, pero no tanto como la mayoría de los quesos azules.
Es delicioso sobre platos de pollo, carne de vacuno, y como con todos los azules, en ensaladas y maridado con el Oporto u otros vinos de postre.