martes, 12 de febrero de 2013

Saint Angel

Leche: Vaca
Tipo: Pasta blanda, triple crema, corteza enmohecida
Materia Grasa: 71%
Maduración: De 2 a 3 semanas
Aspereza: Suave
Vino: Gran Torelló Brut Nature (D.O. Cava)
País de origen: Francia
Región: Auvernia-Ródano-Alpes
Notas: El Saint Angel lo produce la Fromagerie Guilloteau, situada en el municipio de Pélussin el corazón del Parque Regional de Pilat en la región del Ródano - Alpes, Francia. Se trata de la misma quesería que elabora el Fromager d’Affinois natural, un queso de doble cremosidad, el Fromager d’Affinois Blue, el mismo que el anterior, pero con vetas de moho azules, el La Roche es otro queso azul de pasta semi blanda, el Brebicet un queso blando de leche de oveja, el Le Brin, un queso de corteza lavada, y varios quesos más.
El Saint Angel es un queso triple crema (Para alcanzar el contenido de grasa necesaria para ser considerado un triple crema (ha de tener al menos el 75 por ciento de grasa en la materia seca - el queso menos el agua), el quesero tiene que complementar la leche de la vaca con crema o nata).
Este queso se hace en la misma forma que el Fromager d'Affinois, utilizando el método de ultrafiltración. Es decir que antes de hacer el queso la leche de vaca se somete a un proceso llamado ultrafiltración. La Ultrafiltración se usa para aumentar el porcentaje de proteínas en la leche líquida como método para fortificar las proteínas en la misma. Este proceso permite que las propiedades de las proteínas de la leche de manera natural mejoren su sabor y textura.
El Saint Angel tiene una fina corteza blanca y delicada de incomparable textura esponjosa. Debajo de su corteza se encuentra una sedosa pasta de color marfil, que cuando esta fría, es firme para cortar y se maneja bien, pero cuando alcanza la temperatura ambiente se derrite irremediablemente. A medida que pasa el tiempo, la corteza se vuelve más rica y la pasta se vuelve tan cremosa que se funde en tu boca. Su sabor es mantecoso, con la cantidad justa de sal, notas de seta blanca.
El queso se comercializa con una forma cuadrada de 5 x 5 cm. y un peso de alrededor de 750 g.
El Saint Angel tiene más sabor concentrado en tan sólo cinco centímetros cuadrados que otros quesos de mayor tamaño.
Para disfrutar de este queso, lo ideal sería acompañarlo con pan crujiente francés rociado con compota de bayas. O si queremos algo más romántico, con fresas y cava.