domingo, 21 de julio de 2013

Baridà

Leche: Cabra
Tipo: Pasta semi blanda, corteza natural enmohecida
Materia Grasa: No definido
Maduración: De 20 a 35 días
Aspereza: Suave
Vino: Terra Remota Camino (D.O. Empordà-Costa Brava)
País de origen: España
Región: Lérida (Cataluña)
Notas: Este maravilloso queso lo elabora Francesc Buscallà en su pequeña lechería, situada en el pueblo de Bar (municipio de El Pont de Bar). En la sierra de Cadí, el valle del Baridá 6 km del pintoresco pueblo de El Quer Foradat. Alt Urgell. Bar es un bonito pueblo de montaña rodeado de naturaleza y prados de pasto, donde podrá disfrutar de unas vistas privilegiadas, y donde con previa cita telefónica, le mostraran el pequeño taller donde se elabora el Queso Baridà.
El Baridà es un queso artesano y de pastor, todo el mundo sabe lo que es un queso artesano, pero cuando decimos que es un queso de pastor, ¿que quiere decir esto?, pues que la cría, el pasto, el ordeño, la elaboración y maduración del queso se hace en el mismo lugar, y sobretodo que los animales pastan libremente todo el año. Y en este caso todo el proceso lo hace una misma persona. Los quesos de pastor son una especialidad tradicional que se han adaptado a los nuevos tiempos.
El Baridà es queso curado, elaborado con la leche cruda de las 130 cabras alpinas de la propia explotación, que cada día salen a pastar por los prados de Bar.
Se trata de un queso de pasta blanda y coagulación mixta, que presenta una corteza natural de color pardo claro. La pasta es de color crema, en boca, su pos gusto es largo y profundo. Aroma muy natural, a la leche con que está hecho. La textura y sabor del queso varía a lo largo del año así como el tipo de vegetación. En primavera el sabor es muy suave, adecuado para todos los paladares. Exquisito como postre. En verano, más curado se acentúan las notas caprinas. Buenísimo con ensaladas griegas. En otoño – invierno, extra graso, sabor potente. Perfecto para comer solo acompañado de un buen vino tinto.
El queso se comercializa con forma cilíndrica, con un diámetro de entre 19,5 y 20 cm. y un peso en torno a los 400 gr.
Este queso ha sido premiado en el concurso de quesos de La Seu en más de una ocasión.
Los quesos artesanales, son la respuesta de hoy en día de sociedades opulentas como la nuestra, que están recuperando el gusto por lo auténtico al comprar queso artesanal, potenciando las zonas productoras con quesos de mayor calidad a costa de tener un mercado menor debido a los costes de hacer quesos artesanales que son más altos que en los industriales.
Por ese mismo motivo, como todas las cosas buenas, no es un queso fácil de encontrar, pero si lo ve, no lo dude y hágase con él. De todas formas se vende de forma directa en la propia explotación durante los meses de producción, de abril a octubre. También venden en pequeñas tiendas de los pueblos de los alrededores. Y en la Feria de Sant Ermengol de la Seu, ​​en octubre, así como en algunos restaurantes entre ellos el Sant Pau de la conocida restauradora Carme Ruscalleda.
Francesc defiende los quesos de autor y de leche cruda, hay una gran diferencia entre el queso artesanal y el industrial, notarás la diferencia. A nivel organoléptico los quesos con leche cruda incorporan matices olfativos y gustativos no encontrados en los quesos de leche pasteurizada, resumiendo, están más buenos. Y el queso Baridà está más bueno que la mayoria.