lunes, 29 de julio de 2013

Pico Melero

Leche: Oveja
Tipo: Pasta dura, prensada, no cocida, corteza lisa, fina de color marrón café
Materia Grasa: 45%
Maduración: De 6 a 9 meses
Aspereza: Fuerte
Vino: Pago de Carraovejas Crianza (D.O. Ribera del Duero)
País de origen: España
Región: Valladolid (Castilla y León)
Notas: Este queso es la herencia del buen hacer de los castellanos viejos, que desde hace siglos sabían combatir los rigores del clima extremo de la zona con buen vino y mejor queso.
Enclavada en el corazón del Duero, la vieja Granja Sardón es una de las haciendas de tradición familiar más antiguas de España. La historia de la finca se remonta hasta la época de la Reconquista, cuando por orden de Alfonso X el Sabio, se daba permiso al abad de monasterio de Nuestra Señora de Retuerta a trabajar la labranza de la Granja, y a guardar en ella su ganado.
Entre vegas, encinares y viñedos, pastan los rebaños de ovejas, cuya lecha constituye la materia prima con la que se elabora este queso tradicional castellano.
Y es que la Granja Sardón, ubicada en pleno corazón del Duero, cuenta con una larga experiencia en la preparación de tortas y quesos que se ha visto reconocida con premios y menciones. Sin ir más lejos, este queso curado se hizo con la medalla de plata en el prestigioso certamen World Chesse Awards celebrado el mes de octubre del 2009 en Gran Canaria.
El Pico Melero es un queso de leche cruda de oveja, de pasta prensada, no cocida. Corteza lisa, fina, de color marrón café.
Estructura cerrada con escasos y pequeños ojos de irregular distribución. Presencia de pequeñas calcificaciones junto a la parte exterior.
Textura: Baja elasticidad. Firmeza, deformabilidad, friabilidad y adherencia media. Granuloso al paladar, y de humedad media. Mantecoso y fundente.
Olor ligeramente ácido, láctico a leche evolucionada. Notas de frutos secos tostados.
Sabores y otras sensaciones: Sabor desarrollado, con ligeros toques ácidos. El picor va apareciendo poco a poco, sin ser excesivo. Alta persistencia en boca. Retrogustos torrefactos y a frutos secos.
Presentación del queso en cilindros de 1 y 3 Kg, y en cuñas.
Es importante consumir el queso a temperatura ambiente, si quiere saborear toda su fragancia de matices. Una vez llevado a la temperatura adecuada, disfruté de este queso con un buen pan crujiente, con frutas y nueces y por supuesto maridado con vinos tinto de la zona.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ostias!!!! Clavada la ficha de cata