martes, 10 de diciembre de 2013

Queso azul de vaca y cabra Tierra Astur

Leche: Vaca y cabra
Tipo: Pasta semi blanda, azul, corteza natural
Materia Grasa: 50%
Maduración: De 6 a 8 semanas
Aspereza: Fuerte
Vino: Poma Áurea de Sidra Trabanco
País de origen: España
Región: Asturias
Notas: La magia de Asturias, su singular encanto, se expresa en la riqueza de su paisaje, su patrimonio arquitectónico, su cultura, sus tradiciones, su mitología y en la variedad y calidad de sus productos agroalimentarios, materia prima de una exquisita gastronomía y este Queso azul de vaca y cabra de Tierra Astur es una buena muestra de esa calidad.
Queso azul de vaca y cabra Tierra Astur lo elabora Industrias Lácteos del Principado, en Tineo, expresamente para Crivencar.
Se trata de un queso artesanal de mezcla de leches pasteurizadas de vaca (75%) y de cabra (25%).
De pasta azul, y corteza natural, irregular, enmohecida de textura blanda.  En su aspecto externo se presenta de forma cuadrada, cúbica, de color crema, tirando a blanco marfil, con mínimas cavernas. Al ser barras de dos kilos de peso, se corta en cuatro trozos y ahí quesos que dos de sus caras es el queso por el interior, sin corteza.
En su aspecto interno es de color crema blanquecina, laterales crema intenso casi amarillo, en zona central líneas y masa verde azulada. Corte uniforme, sin ningún agujero.
Presenta una textura cremosa, granulosa, con buena elasticidad y correcta humedad.
El aroma es intenso, notas lácteas caprinas se superponen al resto de aroma, en el que también se detectan leves verdores (hierbas y pasto), lácteos limpios (nata y mantequilla) y marcada humedad.
El sabor es de intensidad alta, en boca es muy cremoso, la leche caprina es la que vuelve a imperar, buen punto de sal y excelente acidez. Picante alegrante y fuerza aportada por la leche caprina.
Persistencia alta, en retrogusto impera el picante que aporta la leche caprina, mientras que en retronasal marcan la cremosidad láctica.
Cata realizada para la Cofradía de Amigos de los Quesos del Principado de Asturias.
Este queso gano el premio Impulso 2010 al diseño, otorgado por el IDEPA (Instituto de desarrollo económico del Principado de Asturias).
Se recomienda su uso desmenuzado en ensaladas o mezclado en platos de vegetales frescos, en los que la cremosidad del queso contrastará magníficamente. O bien, solo endulzado con frutas frescas (peras o manzanas) o mermeladas. Por supuesto lo acompañaremos de una buena sidra artesana.
Fuente y foto: Dendecaguelu