viernes, 24 de enero de 2014

Roumy

Leche: Vaca, búfala
Tipo: Pasta dura, cocida y prensada, corteza natural cepillada
Materia Grasa: Entre 28% y 32%
Maduración: Entre 1 y 4 años
Aspereza: Media a fuerte
Vino: Té caliente
País de origen: Egipto
Región: Todo el país
Notas: El Roumy también conocido como Romy, Romi o queso Ras, es uno de los principales quesos duros de Egipto. Romy significa "extranjero", y el queso se llama así porque originalmente fue introducido en Egipto por los turcos. En Alejandría se llamaba Torky. Es un queso salado elaborado con leche entera de vaca o una mezcla de vaca y de búfala, a menudo con granos de pimienta enteros añadidos.
Este queso pertenece a la misma familia del famoso Parmesano italiano. Para coagular la leche con que se hace el Roumy, no se utiliza ningún cuajo de arranque. La leche es natural, con toda su crema. Se puede añadir pimienta.
Hay que distinguir tres tipos de quesos según su maduración; el “Nuevo Roumy”, es un queso que está disponible en el mercado todos los días, y se vende sin envejecimiento. El “Medio Roumy”, la edad de este queso es de unos 3 años, tiempo suficiente para permitirle expandir su sabor que en está etapa ya es intenso y salado. Y por ultimo el “Roumy Envejecido” este es probablemente el mejor de su clase con al menos de 8 a 12 años madurando en bodegas, donde desarrolla todos sus máximos y extraordinariamente plenos sabores; afrutado y bien sazonado, con un regusto que perdura. Pueden aparecer cristales crujientes de caseína.
Hoy en día, el queso Roumy está disponible en paquetes envasados al vacío de 100 gramos, 200 gramos y 600 gramos. Mientras que el bloque original en forma de tambor con 10 kilogramos de peso todavía está disponible.
En definitiva se trata de un delicioso queso muy versátil, que agradara a la gran mayoría de paladares, ¡si tiene ocasión no deje de probarlo!.
Los egipcios disfrutan de este queso principalmente en el desayuno derretido en medio del pan de pita de trigo, o del pan egipcio eish baladi, junto con una taza de té caliente. También es exquisito en un sándwich con tomate y pepino en rodajas y aceitunas negras, con rodajas de tomate o incluso mejor si agrega algunos tomates secos rociados con aceite de oliva virgen extra. Por supuesto rallado para añadir a platos de pasta o risottos.