miércoles, 5 de marzo de 2014

Sternschnuppe

Leche: Vaca
Tipo: Pasta dura, cocido. prensado, corteza lavada
Materia Grasa: 48%
Maduración: De 2 a 3 meses
Aspereza: Media a fuerte
Vino: Enate Reserva Espacial 2005 Canogar (D.O. Somontano)
País de origen: Alemania
Región: Algovia (Baviera)
Notas: El Sternschnuppe (traducción: "estrella fugaz") es un queso elaborado con leche curda de vacas, con una maduración de al menos 3 meses en cavas, durante los cuales se lava con vino tinto y una infusión de hierbas, que le proporcionan un sabor cremoso y aromático.
El Sternschnuppe lo elabora la quesera Evelyn Wild en la cooperativa Kaeskuche Isny, en la región de Algovia en los Alpes bávaros, Alemania.
Evelyn comenzó su carrera trabajando en la producción industrial y a gran escala de Raclettes, antes de ir a trabajar a lácteos Zurwies con Anton Holzinger - fabricante de los famosos quesos "Anton’s Liebe Rot", Holzinger es el hombre de la barba en las legendarias etiquetas de la compañía - antes de convertirse en la quesera jefa de Kaeskuche Isny.
Kaeskuche Isny fue fundada a finales de los años 90 por un grupo de productores de leche con conciencia ecológica, que buscaban crear quesos artesanales de temporada mientras se trabaja de una forma sostenible, orgánica, que hiciesen honor a la alta calidad de la leche. En la actualidad, 800.000 litros de leche ecológica de nueve agricultores se procesan a aproximadamente 65.000 kilogramos de queso en diversas variedades, entre ellas el Adelegger Urburger, Bockshornklee y por supuesto este Sternschnuppe.
La corteza del Sternschnuppe es de color marrón con la textura áspera, un poco pegajosa al tacto, y la pasta es de un tono dorado, firme y crujiente, con una profusión de ojos y fisuras que le dan una apariencia de "bollo Inglés" (bizcocho), como ellos lo describen. El aroma es ligeramente picante, pero el sabor es sabroso, complejo y con mucha carne, menos arenoso que un alpino típico como Challerhocker pero con un umami maravilloso y notas de puerros caramelizados, nueces tostadas y mantequilla.
Este tipo de quesos combinan perfectamente con vinos tintos con crianza, densos y carnosos como el Enate Reserva Especial de Somontano.
Puede servirse con "crackers" y acompañado de higos o uvas, o en bocadillos con tomate y cebolla. Fundido sobre tostadas resulta un acompañamiento ideal para sopas de queso, servido a un lado o incluso dentro de la sopa. El Sternschnuppe resulta ideal en la cocina. Al fundir forma una masa cremosa estupenda para enriquecer las salsas.
Fuente y foto: Cheese Notes