lunes, 2 de junio de 2014

Reblo Cremoso

Leche: Oveja, vaca
Tipo: Pasta blanda, corteza lavada
Materia Grasa: No definido
Maduración: Máximo 2 meses
Aspereza: Suave
Vino: La Scolca Gavi dei Gavi Etichetta Nera (D.O. Gavi)
País de origen: Italia
Región: Piamonte
Notas: El Reblo Cremoso, es un queso piamontés, comercializado por La Casera, una empresa de afinadores y mayorista en la ciudad de Verbania. Especializada en los quesos de la región, que ofrecen una variedad de quesos inusuales, incluyendo esta belleza. Los quesos elegidos con cuidado por La Casera se curan en la bodega natural, con especial atención a los matices de aromas y sabores, como en el caso del Robiola Incavolata, queso fresco que se envejece en hojas de col durante 20 días, o el Blu al Vin Santo, envejecido en barricas de roble llenas de vino toscano, la Toma Ossolana, o el famoso Bettelmatt producto de leche cruda de vaca Bruna Alpina Piemontesa, son sólo algunos ejemplos de la amplia gama de productos típicamente relacionados con estas áreas, se pueden encontrar, comprar, y degustar, en las instalaciones de "La casera".
El Reblo Cremoso es el Reblochon del Piamonte. Es un queso cremoso gracias particularmente porque su leche es el resultado de un segundo ordeño. Al igual que con el queso francés, este surge porque los picaros “caseros” agricultores piamonteses no ordeñaban por completo a los animales, pero después de la entrega de leche a los propietarios, completaban el ordeño y con esa leche sobrante producían este queso "clandestino" para sus familias.
El Reblo Cremoso, es un queso de estilo Robiola piamontesa, hecho de mezcla de leches pasteurizadas de vaca y oveja, con una fina y delicada corteza brillante de color rojo anaranjado debido a que se frota durante su maduración con achiote (colorante vegetal), (el mismo colorante natural que se usa en el Red Leicester con sus tonos rojos vivos).
La pasta madura es suave, de color blanco, marfil con algunos pequeños ojos. De textura cremosa y untuosa, con un sabor en boca maravilloso, similar a un Taleggio, tanto en aroma como en sabor el Reblo es suave y delicado sin ser insípido, lechoso, con notas de setas y heno, con un sutil tono a lanolina de la leche de las ovejas.
Gracias a su forma cuadrada, este queso es fácil de cortar. Untado sobre una baguette para una merienda, o como aperitivo con jamón y melón, o simplemente solo, con un vino blanco con cuerpo y seco, de la zona.