miércoles, 4 de junio de 2014

Robinhol

Leche: Cabra
Tipo: Pasta blanda, corteza enmohecida
Materia Grasa: 45%-60%
Maduración: 3 semanas
Aspereza: Suave
Vino: La Grange des Pères Blanc (D.O. Languedoc)
País de origen: Francia
Región: Occitania
Notas: El Robinhol se elabora en La Ferme de Cabriole, situada en la localidad de Saint-Félix-Lauragais, Alto Garona, Mediodía-Pirineos. El queso se produce a partir de su rebaño de cabras Saanen alrededor de 120 que pasan de 8 a 10 meses al año de pastoreo en los pastizales abiertos que rodean la finca, con su dieta complementada con brotes de guisantes y tallos de, heno, alfalfa, avena, maíz y semillas de girasol durante las inclemencias del tiempo que les impida salir al aire libre. Las cabras producen leche 10 meses del año, a partir de otoño. Sus ordeños diarios producen 2,5 a 5 litros de leche por día.
El Robinhol es un queso de granja, fabricado mediante una tecnología específica y precisa. Está hecho con leche cruda y entera de cabra. Requiere una maduración de tres semanas. A diferencia de la típica pasta de los quesos de cabra, esta es maravillosamente blanda, cremosa, homogénea y suave de color blanco-crema, protegida bajo una hermosa corteza bien cubierta de una floración blanca nos recuerda la esponjosa textura de un camembert fluido. Su sabor, es caprino, bastante pronunciado, con aromas lácticos muy desarrollados. Está perfectamente equilibrado entre el salado y el picante, con leves notas herbáceas, muy diferente a otros quesos de cabra, con aromas potentes y dulces muy especiales.
Se presenta en la forma de un pequeño disco hexagonal de unos 6-7 cm. de diámetro y de 1 a 2 cm. de altura, con un peso de unos 100g.
El Robinhol es un queso estacional, cuyo periodo de degustación optima, va desde de noviembre a julio.
Para saborear toda la riqueza de sabores se recomienda el consumo a temperatura ambiente.
Este queso combina bien con frutos secos o nueces, acompañado de un crujiente pan de pasas, funde muy bien, por lo que también, es ideal en ensaladas y sopas. Se recomienda acompañar con vino blanco del Languedoc.