viernes, 18 de julio de 2014

Caprí Algas Bahía de Cádiz

Leche: Cabra
Tipo: Pasta blanda, corteza enmohecida 
Materia Grasa: No definido
Maduración: 30 días
Aspereza: Suave
Vino: Ricahembra Oloroso Dulce Solera (D.O. Condado de Huelva)
País de origen: España
Región: Sevilla (Andalucía)
Notas: Este queso lo elabora María Orzáez en su quesería Postres y Lácteos Mare Nostrum, ubicada en Castilblanco de los Arroyos, una pequeña población, situada a 300 m. de altitud, en el entorno de la Sierra Norte de Sevilla.
Hace unos años María abandono la empresa familiar en la que trabajaba y montó su propio negocio, no sin antes pasar por una completa formación en tierras francesas. La unión de las cuidadosas técnicas aprendidas en el Centre Fromager de Carmejane, en la Provenza francesa, con la exquisita leche producida en estas dehesas, le permite crear en la actualidad productos del más alto nivel, esforzándose en recuperar los gustos y sabores más auténticos donde la naturaleza esté presente en cada paso.
En este privilegiado entorno de dehesas centenarias Mare Nostrum ha hecho una apuesta por la calidad desde el origen, con una limitada producción, y poniendo especial atención en todos los procesos de elaboración y afinado, lo que los convierte en "un pequeño pero impecable taller de productos lácteos", como ellos se autodefinen.
El Caprí Algas Bahía de Cádiz es un queso artesanal de leche de cabra cruda, de raza florida sevillana autóctona, procedente de ganadería de pastoreo en extensivo de dehesa. Fermentos autóctonos. Pasta de color marfil blanda y coagulación láctica.
Es un queso de corteza  natural enmohecida y tratada con Algas procedentes de San Fernando, en plena Bahía de Cádiz, (se incorporan las algas en la cuajada).
Al igual que el resto de quesos que produce este, madura 30 días y tiene150 gramos de peso.
El queso nos ofrece un intenso y muy limpio olor caprino, con recuerdos a frutos secos sin tostar (almendra, avellana). En boca es fundente, de textura muy fina y untuosa, aparecen notas caprinas y plantas aromáticas. Final muy limpio y largo con recuerdos a yogur y leche fresca.
Se trata de un queso cremoso con aporte salino de las algas muy leve y equilibrado, agradable al paladar.
Para degustar toda la riqueza de sabores se recomienda el consumo a temperatura ambiente, llevado a este punto rezuma de tal forma que resulta muy difícil el corte limpio. Pero nada nos impide untarlo en una crujiente rebanada de pan.
Se trata de un queso que por su originalidad sorprenderá a sus amigos en una tabla de quesos, pero también lo puede usar en sopas. Para elaborar salsas de queso.