jueves, 10 de julio de 2014

Childwickbury

Leche: Cabra
Tipo: Fresco, sin corteza
Materia Grasa: No definido
Maduración: Fresco
Aspereza: Suave
Vino: Léon Beyer Riesling (D.O. Alsacia)
País de origen: Gran Bretaña
Región: Hertfordshire
Notas: Este queso lo elabora Elizabeth Harris en Childwickbury Estates, que si no me equivoco está cerca de Chidwickbury Manor, la casa de Stanley Kubrick y donde rodó El Resplandor, La Chaqueta Metálica y Eyes Wide Shut. Él vivió allí hasta su muerte en 1999 y está enterrado en sus jardines, junto con su hija mayor Anya Kubrick. Su viuda, Christiane Kubrick, sigue viviendo en la casa solariega, donde ella y su hija Katharina celebrar cursos regulares de pintura en su casa.
En Childwickbury es un queso de leche pasteurizada de cabra muy fresco, pesa 180g aproximadamente.
Es un queso en forma de disco, blanco y brillante, sin corteza es delicado y húmedo con notas florales, lechosas y sabores cítricos. Elizabeth Harris sólo elabora una cantidad muy pequeña de Childwickbury y utiliza leche de su propio rebaño de cabras.
En boca es a la vez cremoso y ácido - en primer lugar, aparece la dulce, cremosidad de la leche, y luego se abre a una enorme explosión brillante de la acidez del limon.
Este queso es como la hierba verde fresca y cálida luz del sol brillante después de una lluvia de primavera. Es delicioso y refrescante, y muy alegre, casi burbujeante en la boca.
El famoso chef JamieOliver sirvió el Childwickbury en la cena de la Cumbre del G20. Entre los invitados estaban Barack y Michele Obama. Jamie optó por lo que él consideraba el mejor de los productos británicos para mostrar la calidad gastronomica del Reino Unido al público internacional.
Este queso también fue servido en la boda real de Katey Wills.
Verdaderamente delicioso, suave y súper fresco (se vende menos de una semana despues de su fabricación), es fabuloso. Se podía comer con una cuchara.
Siendo un queso fresco, para disfrutar plenamente de su fragancia, se debe consumir inmediatamente, a más tardar, el día después de la compra, por lo que es recomendable comprar pequeñas cantidades para evitar tener que mantenerlo demasiado tiempo en el frigorífico.
Para disfrutarlo en una cena ligera, su sabor a limón fresco, le hace ideal para ensaladas con unas gotas de aceite de oliva y aceitunas negras. O solo con pan, también se puede acompañar de miel o de membrillo.
Por su frescura y sus caracteristicas organolepticas requieren no encubrir su degustación con maridaje invasivos, lo mejor es un vino blanco fresco.