domingo, 10 de agosto de 2014

Bent River

Leche: Vaca
Tipo: Pasta blanda, corteza florecida
Materia Grasa: No definido
Maduración: De 5 a 6 semanas
Aspereza: Media
Vino: Gosset Brut Blanc de Blancs (D.O. Champagne)
País de origen: Estados Unidos
Región: Minnesota
Notas: Minnesota tiene una larga y rica historia de la ganadería lechera, y aunque su producción no puede competir con sus vecinos del Este de Wisconsin, la calidad de la leche ciertamente si puede. Y es evidente, que para lograr un gran queso sólo puede hacerse a partir de una gran leche.
Si, han acertado, el Good Thunder procede de Minnesota, concretamente lo elabora Keith Adams en su quesería Alemar Cheese Company, la granja se encuentra ubicada en Mankato, Minnesota, una ciudad universitaria a unos 75 km. al suroeste de Minneapolis.
Alemar Cheese se basa en la premisa de que los grandes ingredientes junto con la paciencia, el conocimiento y la pasión pueden producir resultados extraordinarios. Adams comenta “a principios de 2008, comencé a esbozar un plan para hacer pequeños lotes de queso artesano blando madurado. Después de una cuidadosa investigación, el estudio, y el consejo de algunas de las mejores mentes en el campo, empecé a producción a finales de abril”.
Su primer queso fue este Bent River. Llamado así por la brusca curva del río Minnesota que está a unos cien metros de su centro de producción.
Este queso blando de corteza enmohecida inspirado en el tradicional Camembert de Normandía, se hace con la leche de vaca de una granja vecina, una mezcla de razas Holstein, Normandía, Jersey, y Guernesey. Adams está convencido de que la calidad de la leche ayuda en gran medida su transición a su queso Bent River Después de la producción, los quesos son madurados entre cinco y seis semanas durante los cuales desarrollan una blanca y aterciopelada corteza que cuida y protege en su interior una exuberante pasta de textura mantecosa y suave, de sabor lechoso y un sutil aroma a corral, acompañado de una reminiscencia de heno húmedo después de la lluvia, con toques herbáceos y florales y notas a setas.
El queso se comercializa en forma de pequeños discos planos de 10 cm. de diámetro, por 4 cm de alto, con un peso de 450 g. El Bent River va envuelto en un papel especial que le permite respirar. Lo más importante, antes de servir, desenvuelva el queso y deje que llegue a temperatura ambiente; por lo menos una media hora en los meses de calor, y una hora en los más fríos de esta forma podrá saborear toda su fragancia de matices.
Excelente queso para untar en tostadas, o servirse con ensaladas que contengan fruta fresca. En la cocina, aporta una consistencia cremosa a sopas y salsas. Un vino espumoso, Chardonnay o un terroso Pinot Noir debería ir bien con este queso.