jueves, 11 de septiembre de 2014

Blanc de Sora

Leche: Cabra
Tipo: Pasta blanda, corteza enmohecida
Materia Grasa: 52%
Maduración: 28 días
Aspereza: Suave
Vino: Vins de Taller Phlox (D.O. Empordà)
País de origen: España
Región: Cataluña
Notas: El Blanc de Sora lo elabora la Formatgeria Mas Rovira, una pequeña quesería de gestión familiar que produce una gama de seis quesos además de este Blanc de Sora; el Pedraforca el Garrotxa, el Rocallisa, el Quars y unos pequeños quesos llamados Petits de Mas Rovira, además de un queso azul, que según cuentan está aún en evolución. La quesería se encuentra situada en Sora una localidad al norte de la comarca de Osona, en el límite con el Ripollès, de la provincia de Barcelona.
El Blanc de Sora es un queso de leche pasteurizada de cabra, de pasta blanda y coagulación mixta. (La coagulación es un punto de considerable importancia en la fabricación del queso y determina el tipo de queso que se va a obtener. Existen tres tipos; Coagulación enzimática: es la coagulación por acción de un enzima proteolítico. Coagulación láctica o ácida: es la coagulación por acidificación de la leche. Coagulación mixta: es la coagulación debida a la acción conjunta del enzima y de un ácido).
El Blanc de Sora presenta una corteza blanca florecida debido a la acción de la levadura Geotrichum candidum. Esta corteza protege en su interior una pasta cremosa de color blanco marfil y textura suave con un delicioso sabor dulce y ligeramente ácido, con agradables sensaciones lácticas y vegetales, muy limpio y elegante, donde aparecen en boca notas caprinas y a plantas aromáticas. Final muy limpio y largo con recuerdos a yogur y leche fresca.
La forma es la de una pequeña rueda plana de unos 11 cm de diámetro por 3 cm de grosor y un peso aproximado de 300g.
Para degustar toda la riqueza de sabores se recomienda el consumo a temperatura ambiente. Una vez llevado a la temperatura adecuada, es perfecto para tomar solo o con pan acompañado de frutos secos (almendras, nueces) y frutas frescas, como fresas, también combina de forma maravillosa calentado sobre ensaladas, en sopas o para espesar las salsas. Marida muy bien con vinos blancos con uva Chardonnay, por ejemplo un Empordà.