martes, 2 de septiembre de 2014

DorBlu

Leche: Vaca
Tipo: Pasta semi blanda, azul, sin corteza
Materia Grasa: 50%
Maduración: De 3 a 5 meses
Aspereza: Media
Vino: Anselmann Gewürztraminer Spätlese (D.O. Pfalz)
País de origen: Alemania
Región: Algovia (Baviera)
Notas: Mientras que en el oeste de Europa especialmente en Francia, Italia y también en España a mediados del siglo XX los quesos azules tenían mucha aceptación y el consumo era cada vez mayor, en el este de Europa, sobretodo en Rusia el queso azul, no tenia adeptos, y aunque en los años 60 se trato de hacer un queso parecido al Roquefort, la producción pronto tuvo que cesar - a causa de la falta de demanda. No fue hasta los años 90 que en los estantes de los supermercados apareció el "DorBlu" un queso de leche pasteurizada de vaca un maravilloso queso alemán con moho azul. Delicado, fresco, ni demasiado salado ni demasiado picante, que dio en el clavo con el gusto de los rusos y pronto se convirtió en uno de los quesos azules más populares de Rusia (durante mucho tiempo fue el único queso azul disponible en las estanterías de las tiendas minoristas).
A principios del siglo XX en la ciudad alemana de Lauben, situada en los Alpes de Allgäu la empresa Käserei Champignon Hofmeister, creó una nueva receta de queso azul, elaborado con leche pasteurizada de vaca utilizando moho penicillium roqueforti, pensada específicamente para los amantes de los quesos azules moderadamente fuertes.
La receta es un secreto muy bien guardado que se ha mantenido en secreto hasta la actualidad, ya que el "oro azul", como es el nombre traducido de este queso es muy apreciado por fabricantes que desean entrar en el mercado del este. Sólo sabemos que Dorblu se ha estado haciendo sin cambios en los últimos cien años: en bodegas cerradas, a una cierta humedad y temperatura, con un período de maduración de 3 a 5 meses, elaborado con poca sal y 50 % de materia grasa.
El queso tiene una pasta de textura semi-blanda y cremosa, de color blanco con vetas azules de moho que le dan un sabor finamente especiado que hace que sea una delicia sabrosa para cualquier amante del queso azul suave, para los que nos gustan los quesos con algo más de carácter, el Dorblu es demasiado neutro sin el característico picor en la punta de la lengua de los quesos azules.
El Dorblu es un queso muy versátil, tanto se puede tomar solo con frutas, almendras, nueces y pan fresco, para elaborar bocadillos calientes y pizzas o para enriquecer salsas o como parte de una tabla de quesos. Se puede encontrar en la formulación de muchos platos de mariscos. Combina especialmente bien con los famosos vinos dulces alemanes; Riesling o Gewurztraminer.