jueves, 29 de enero de 2015

L'Hereu

Leche: Cabra
Tipo: Pasta blanda, corteza natural enmohecida
Materia Grasa: 40%
Maduración: De 35 a 45 días
Aspereza: Suave
Vino: V.O. Vinya Oculta (D.O. Penedés)
País de origen: España
Región: Barcelona (Cataluña)
Notas: Este queso es la primera creación de la joven quesera Silvia Rodríguez Murgó en su quesería Murgó Formatges situada en Sant Iscle de Vallalta, Barcelona.
Según cuenta ella misma “después de muchos años trabajando en una asesoría contable, hace 5 decidí hacer lo que me gustaba más y que siempre me había atraído; trabajar y vivir en contacto con los animales y la naturaleza. Durante estos años he trabajado y hecho cursos y prácticas o estadas en varias queserías y granjas de todo el territorio catalán. La idea de montar un obrador propio hacía tiempo que existía y desde hace 8 meses he puesto en marcha mi propio proyecto. Hasta el momento, trabajo con leche de cabra de una granja muy próxima a la quesería. Y tengo varias elaboraciones entre manos aunque hoy por hoy, el Hereu es el epicentro de mi producción y lo que comercializo con más volumen”.
El Hereu es un queso de leche pasteurizada de cabra de pasta blanda y coagulación enzimática, el moldeado es totalmente manual, mimando todos los detalles en el proceso. Una vez pasteurizado y cuajado, el queso se moldea sin ningún tipo de prensado mecánico, si no que se prensa por su propio peso (auto prensado), después del moldeo y volteo, se sala a mano, primero una cara y el talón, y pasada una hora, la otra, para así lograr el punto óptimo de sal y una corteza uniforme de moho natural, sin fermentos añadidos.
Pasado este proceso de salado, el queso está listo para entrar en cámara de maduración en la que a los pocos días se le practicara un cepillado. Pasados 45 días, el queso está listo para su consumo.
El Hereu es un queso de apariencia rustica, en su aspecto externo presenta una forma cuadrada con su corteza gris que nos recuerda una piedra, pero en el interior descubrimos una delicada pasta blanca de textura compacta, pero tan cremosa, que se derrite en la boca gracias a que no se prensa. De olor láctico ligeramente ácido, y sabor a leche de cabra con un fondo fresco, que se intensifica hacia el final.
Se comercializa en piezas cuadradas de 9-10 centímetros de ancho y largo y de unos 3-5 cm de alto.
Se recomienda consumir a temperatura ambiente. El Hereu es un queso muy versátil, puede servirse como plato de queso, o puede disfrutar de él con un buen pan crujiente. Con frutos secos y frutas. En las sopas. Para espesar las salsas. Y como maridaje, un vino blanco del Penedés.