viernes, 10 de abril de 2015

Bayard Gourmand

Leche: Vaca
Tipo: Pasta blanda, corteza natural florecida
Materia Grasa: 75%
Maduración: De 3 a 4 semanas
Aspereza: Suave
Vino: Louis Roederer Brut Premier (D.O. Champagne)
País de origen: Francia
Región: Isla de Francia
Notas: Este queso lo elaboran los hermanos Bobin, Philippe y Pierre, que son dos conocidas figuras del mundo del queso y propietarios de la Société Fromagère de la Brie en Saint-Siméon, Sena y Marne, Isla de Francia. Empresa familiar fundada en el año 1929.
Este queso nació en los años 60, probablemente para romper con el hábito de Bries y Coulommiers y ofrecer algo diferente. En ese momento fue considerado un queso caro, no era para comer todos los días, era un queso de domingo.
La quesería elabora unos quince quesos como; Brie de Meaux, de Melun, de Montereau y Coulommiers. Todos diferentes en tamaño y sabor. También fabrica una amplia gama de triple cremas - este Bayard Gourmand, Jean de Brie, Vignolait, Petit Morin - y dobles crema - Saint-Siméon y el Soumaintrain.
La empresa cuenta con un área de recepción abierta a profesionales, y al público en general, especialmente para el público infantil y promover su consumo. Visitarla es una buena manera de averiguar cómo opera una lechería. La llegada de la leche, la liberación de llenado del molde, salado y maduración. Una visita que culminará con una degustación.
El Bayard Gourmand es un queso de leche cruda de vaca, de pasta blanda y corteza enmohecida, hermano pequeño del Brillat Savarin, e igual que este, de la familia de los quesos triple crema, lo que significa que para alcanzar el contenido de grasa necesaria para ser considerado un triple crema (ha de tener al menos el 75 por ciento de grasa en la materia seca - el queso menos el agua), por lo que el quesero tiene que complementar la leche de la vaca mediante la adición de crema o nata extra. Los quesos doble crema entre el 60 y el 74 por ciento. Mientras que el resto tienen menos de 60 por ciento, siendo la mayoría entre 40 y 45 por ciento.
Es un queso de corteza fina, delicada y húmeda, plisada y ligeramente esponjosa. Su pasta es blanca y untuosa, sobre todo la que está justo bajo la corteza que es casi liquida, con un agradable sabor a mantequilla y muy cremosa en el paladar. La frescura del sabor de la leche persiste largo tiempo en la boca.
Se comercializa en forma de un rectángulo de aproximadamente 10 cm. de largo, 6 cm. de ancho y 8 cm. de alto. Pesa alrededor de 350 g.
Se puede considerar como un queso de postre, ya que va muy bien con frutas como manzana, uvas frescas o secas, nueces y avellanas y lo acompañaremos de un buen vino espumoso.