viernes, 17 de abril de 2015

Ladotyri Mytilinis

Leche: Oveja, cabra
Tipo: Pasta dura, sin corteza
Denominación de Origen: Desde el 21-06 del 1996
Materia Grasa: No definido
Maduración: Mínimo 3 meses
Aspereza: Fuerte a media
Vino: Licor Ouzo
País de origen: Grecia
Región: Isla de Lesbos
Notas: El Ladotyri Mytilinis (Λαδοτύρι Μυτιλήνης en griego) es un queso griego con denominación de origen protegida europea desde el 21 de Junio del 1996. Se produce en la Isla de Lesbos.
Queso de mesa duro que se elabora de forma tradicional con leche de oveja o con una mezcla de ésta y de leche de cabra, sin que esta última pueda ser más del 30%.
Se trata de un queso típico de la isla de Lesbos que goza de gran reputación; se produce desde la antigüedad y se conserva en aceite de oliva. Este queso se fabrica con técnicas tradicionales y la maduración se realiza en instalaciones situadas dentro de la zona geográfica delimitada. En la actualidad, el queso, una vez realizada la maduración y el secado, se conserva en aceite de oliva o parafinado. Esta es su característica especial, y por lo que se le llama ladotyri (queso de aceite).
Es un queso tradicional, que se elabora de manera artesana, se añade cuajo a la leche y se coagula a una temperatura de 32-34° C durante 30 minutos. A continuación el coágulo se corta y se calienta de nuevo hasta alcanzar los 45° C. A continuación, se elimina la mayor parte del suero y se prensan los granos en el fondo de la cuba de cuajar para transformarlos en una masa compacta que se corta en trozos de 5 a 7 kg; esos trozos se trasladan a las mesas de trabajo donde se cortan de nuevo de modo que cada trozo tenga el tamaño habitual de este tipo de queso. Se colocan en moldes especiales y se efectúa un prensado manual fuerte; se salan y se trasladan a la cámara de maduración donde permanecen al menos 3 meses.
La leche utilizada para la elaboración del queso procede de razas de cabras y de ovejas criadas de forma tradicional y perfectamente aclimatadas a la zona; su alimentación se basa en la vegetación autóctona.
La textura es dura. El color es blanquecino, ligeramente amarillento. El aroma que desprende es agradable. En cuanto a su sabor, es fuerte y salado.
Su apariencia es la de un pequeño cilindro de 7 a 8 cm de diámetro y de 4 a 5 cm de altura, con un peso promedio de 800 g a 1,2 kg.
Se toma como queso de mesa o con ensaladas o platos de verduras como la berenjena, pepino, tomate. La gente de la zona lo suele acompañar con ouzo, un licor anisado de origen griego con fuerte sabor dulce y olor a regaliz.