lunes, 18 de mayo de 2015

Puits d'Astier

Leche: Oveja
Tipo: Pasta blanda, prensada no cocida, corteza florida
Materia Grasa: 50%
Maduración: 2-3 meses
Aspereza: Suave
Vino: Domaine de Lachaux Chardonnay (D.O. Côtes d'Auvergne)
País de origen: Francia
Región: Auvernia-Ródano-Alpes
Notas: El Puits d'Astier es un queso único con un aspecto verdaderamente inconfundible. Como un gran disco de color amarillo o una rueda que se ha caído del carro de algún pastor de siglo XVIII, o poniendo una comparación más actual se asemeja a un donut gigante que parece estar cubierto de virutas amarillas, la vista de este queso es extraordinaria. Procedente de las cuevas naturales de envejecimiento de la Laiterie Antoine Garmy, situada en la aldea de Pont Astier, perteneciente al municipio de Orléat, en Auvernia.
La Laiterie Antoine Garmy elabora una amplia gama de quesos, entre ellos podemos destacar; el Gaperon, el Brique du Forez, el Rogeret de Chèvre, el Tome de Pont Astier un queso de pasta dura, sin cocer prensado, elaborado con leche cruda de vaca, quesos azules como el Persillé de Pont Astier, el Fourme d'Ambert AOP, el Bleu d'Auvergne AOP o el Saint-Nectaire y varios más.
El Puits d’Astier es un queso de pasta prensada, no cocida de leche pasteurizada de oveja. Lo qué es inmediatamente perceptible en este queso es el agujero en el medio. Por esta razón, se llama 'puits', que significa pozo o cavidad en francés. Una forma típica utilizada en la región de Auvernia, que recuerda a un volcán. Es una forma muy práctica para el manejo al consumirlo, se puede cortar incluso a rebanadas.
Se envejece en cuevas naturales sobre paja durante 2 a 3 meses, durante los cuales se desarrolla su corteza muy florecida, multicolor y esponjosa, a la vez gris y moteada de blanco y amarillo. Su pasta en cambio es muy blanca, firme y homogénea.
La corteza del Puis d’Astier da un marcado olor a sótano húmedo, mientras que su pasta a un agradable olor a leche fresca y de avellana. Su sabor es dulce y equilibrado, con matices terrosos, lácteos y vegetales y su textura firme pero fundente en boca.
Para que se hagan una idea del espectacular tamaño del queso, este mide 40 cm de diámetro y 7 cm de altura, con un peso aproximado de 5 kg.
Gracias a su forma redonda, este queso es fácil de cortar, por lo que se puede comer solo acompañado de frutos secos (almendras, nueces o una mezcla) y frutas frescas, como peras, también combina de forma maravillosa sobre ensaladas o vinagretas de aceite de nuez.
Marida muy bien con un vino blanco y fresco de uvas Chardonnay de la región.