jueves, 15 de octubre de 2015

Celtic Blue Reserve

Leche: Vaca
Tipo: Pasta semi-blanda, corteza natural
Materia Grasa: Entre 48% y 55%
Maduración: 3-4 meses
Aspereza: Media
Vino: Inniskillin Gold Vidal Aged Icewine (D.O. Niágara)
País de origen: Canadá
Región: Ontario
Notas: El Celtic Blue Reserve es un queso producido por Wilma Klein-Swormink y Margaret Peters-Morris en su quesería Glengarry Fine Cheeses, una antigua granja familiar de los antepasados de Margaret y que se encuentra en la población de Lancaster, a orillas del río San Lorenzo, al este de Ontario.
La Glengarry Fine Cheeses está especializada en quesos artesanales de leche de vaca y de cabra, actualmente elaboran un total de 8 quesos; el Figaro un queso de leche de vaca de coagulación láctica, blando y corteza florecida. El Alexandrin está relacionado con la familia del Reblochon, es un queso redondo con una corteza lavada que resulta en un queso de mesa semi-blando con una textura suave y cremosa. El Fleur-en-Lait un queso relacionado con el francés Saint-Paulin, es un queso semi-blando, con un color naranja brillante y una delgada corteza lavada. El Big Brother se trata de un queso de corteza lavada robusta, con mucho carácter, de textura semi-dura y crujiente con un sabor que perdura en la boca. El Lankaaster es un queso de pasta dura con una textura ligeramente abierta. El Glengarry Fen se hace según la tradición de la región de Gales de las Islas Británicas, es un queso de pasta dura que se puede utilizar como un queso de mesa, así como para rallar. El Barely Blue, se trata de un queso madurado azul, con un delicado veteado que se funde en la boca. Y por ultimo este Celtic Blue Reserve.
El Celtic Blue Reserve es un queso de leche pasteurizada de vaca, azul y de textura cremosa, con un delicado veteado azul y una corteza natural de color piedra caliza que se desarrolla gracias a los cultivos de maduración específicos. Es un queso de sabor típico  de los quesos azules pero la leche ha sido enriquecida con crema de mantequilla extra lo que lo convierte en un queso suave y no agresivo. No es el tipo de queso azul que pica en su paladar; más bien es cremoso y sutil, lleno de un sabor inconfundiblemente azul, pero que también deja entrever el sabor de la leche y la mantequilla, que termina en un toque rico carnoso y persistente.
El queso ganó los máximos honores en el concurso de la American Cheese Society Judging & Competition, que se celebró el 2 de Agosto de este 2015 en Providence, Rhode Island. Esta es la primera vez que la cinta de ganador ha ido a un participante canadiense en los 20 años de historia de este evento.
Cuando está en su punto óptimo puede deshacerse fácilmente, por tanto, se recomienda su uso desmenuzado en ensaladas o mezclado en platos de vegetales frescos, en los que la cremosidad del queso contrastará magníficamente. O bien, solo endulzado con frutas frescas (peras o manzanas) o mermeladas. Es perfecto para preparar cualquier variante de salsa de queso azul.
Combina maravillosamente con vinos dulces, como un vino de hielo de Ontario un Oporto o un Jerez.
Foto: Misa Me Photography