lunes, 26 de octubre de 2015

Lo Blanejat

Leche: Cabra
Tipo: Pasta blanda, corteza enmohecida
Materia Grasa: No definido
Maduración: Unas 3 semanas
Aspereza: Suave
Vino: Collbaix Picapoll Macabeu (D.O. Pla de Bages)
País de origen: España
Región: Cataluña
Notas: La quesería Serrat Gros nació de la mano de Eulalia Torras el año 1981. En 2006, Raúl Alcaraz y Merce Lagrava toman el relevo hasta la actualidad.
Desde su inicio, siempre han elaborado el queso con la leche de sus cabras en cal Codina, en el pueblo de Ossera (Alt Urgell), y han estado siempre presentes en todo el proceso: desde el nacimiento de los pequeños cabritos, al ordeño, al pastoreo, a la elaboración de los quesos y su comercialización.
Serrat Gros es el nombre de la sierra dónde a las cabras más les gusta ir a pastar.
Se trata de un queso hecho a base de leche cruda de cabras del propio rebaño.
Una de las curiosidades de este queso es que se coagula la mitad con cuajo de cordero y la otra mitad con cuajo vegetal “herbacol” (cardo comestible).
El nombre proviene de la palabra catalana blana (suave al tacto, que cede fácilmente) y que la gente del valle usa para describir la nieve cuando empieza a derretirse. Un nombre muy apropiado tanto por su textura sumamente delicada y blanda como por su color, blanco como la nieve.
Presenta una corteza enmohecida comestible blanca que protege en su interior una  pasta de color blanco, sin ojos, al corte se suele pegar en el cuchillo. La textura es suave y cremosa, se funde en la boca. Olor a bosque, a musgo, con notas de fruta madura, y tiene un sabor láctico y cremoso al paladar, intenso con un regusto tardío y potente tirando a vegetal, con un punto amargo. Cuando está muy maduro puede llegar a licuarse, empezando por los bordes junto a la corteza donde presenta una textura blanda muy cremosa, casi derretida, mientras que en el centro, la pasta se mantiene compacta.
El queso tiene una cuidada presentación, envuelto en un film apto para alimentos y exteriormente un papel especial, todo ello dentro de una cajita de lámina muy delgada de madera, dando un aspecto visual muy elegante.
Es ideal en ensaladas de tomate, orégano y aceitunas o fundido al horno con pan y fruta fresca como manzanas. Es un queso muy versátil en la cocina, con verduras, puerros al horno, en tomates rellenos. Está especialmente adecuado acompañado con un vino blanco seco.