miércoles, 23 de diciembre de 2015

L'Arpitan

Leche: Vaca
Tipo: Pasta semi-dura, corteza natural
Materia Grasa: 45%
Maduración: 3 meses
Aspereza: Media
Vino: Grosjean Petite Arvine (D.O. Valle d'Aosta)
País de origen: Suiza
Región: Friburgo
Notas: El Arpitan es una creación de la Quesería Moléson, que está situada al pie del Gibloux, que es una de las colinas más altas que se encuentran en el contrafuerte de los Prealpes friburgueses, dominando la meseta friburguesa desde sus 1.206 m. Se encuentra en la frontera de los distritos de Gruyère, Glâne y Sarine.
La Quesería Moléson es una empresa familiar que acaba de celebrar los 50 años. En 2006, Michel y Jean Grossrieder tomaron las riendas de la quesería de manos de su tío y de su padre. En un principio era una quesería modesta pero con el tiempo y profesionalidad la empresa se desarrolló gradualmente. Ahora juega un papel económico significativo en la región. De hecho, cuentan con 70 productores de leche bajo contrato. Esto representa 70 familias que viven total o parcialmente de esta actividad.
Fabrican Gruyère y Vacherin Fribourgeois además de una amplia gama de otros quesos entre los que se encuentra este Arpitan.
El queso toma su nombre del idioma franco-provenzal, o arpitan, una lengua romance que se habla en Francia, en Suiza y en Italia. Es una de las distintas lenguas del grupo lingüístico galo-romance que tiene ciertos rasgos comunes con el francés y con el occitano. Es por tanto naturalmente que este queso ha sido bautizado así, ya que ha sido creado con objeto de satisfacer, tanto a los suizos aficionados al queso como al resto de Europa.
El Arpitan aún no ha celebrado su primer aniversario. Apoyándose en recetas tradicionales que han dado sus pruebas, los maestros queseros de Moléson han logrado crear este queso auténtico que no se parece a ninguno de sus otros productos.
El Arpitan es un queso de leche termizada de vaca, pasta semi-dura, cocida de pequeño tamaño  (4,5 kg), en comparación de los otros quesos alpinos en los que se inspira. El aroma nos evoca el Appenzeller o el Gruyère suizos. En boca, se hace delicado, muy afrutado con notas de cítricos en una textura fundente. Este queso es afinado en bodega durante 3 meses.
Este queso ganó la medalla de bronce en la categoría tommes y pastas prensadas en el prestigioso concurso anual Fromonval del año 2011 celebrado en Doubs, Francia.
Su agradable pero marcado sabor, su pasta redonda y su original formato hacen de este queso un producto perfecto para enriquecer una tabla de quesos o entre rebanadas de pan en un picnic, acompañado con un vino blanco seco.
Foto: Wikipédia