jueves, 24 de diciembre de 2015

Winslade

Leche: Vaca
Tipo: Pasta blanda, corteza enmohecida
Materia Grasa: 45%-50%
Maduración: 8 semanas
Aspereza: Media
Vino: Trimbach Riesling (D.O. Alsacia)
País de origen: Gran Bretaña
Región: Hampshire
Notas: La Hampshire Cheeses es propiedad de Stacey Hedges y Charlotte Spruce. Fue fundada en el año 2005. Stacey, originaria de Sídney Australia, trabajó a tiempo parcial en una tienda de quesos mientras estudiaba en la universidad y ese trabajo le pareció inspirador. Veinte años más tarde con un marido inglés y tres niños pequeños se encontró viviendo en Hampshire rural y sus pensamientos volvieron a la tienda de quesos de Sídney. Stacey comenzó a hacer quesos en su cocina antes de que pronto le quedara claro que ella necesitaría una quesería especialmente diseñada para cumplir su sueño. Desde el principio, Randolph Hodgson, propietario de Neal's Yard Dairy, le dio un gran apoyo y asesoramiento. Él la animó a hacer quesos blandos de leche de vaca con una deliciosa profundidad de sabor y cubierto por una delicada corteza fina. En mayo del 2006, la Hampshire Cheeses se trasladó a su primera pequeña quesería y en septiembre del mismo año, el Tunworth (su primer queso) se convirtió en el Campeón Supremo de los queso de Gran Bretaña en los Cheese Awards británicos, superando a más de 800 quesos competidores. Fue un resultado realmente sorprendente para una empresa tan pequeña y joven.
El éxito siguió, poco después fue galardonado como el mejor queso nuevo en 2013 en los British Cheese Awards y una medalla de oro en los World Cheese Awards.
El Winslade fue desarrollado en los dos últimos años como una adición a la gama de quesos de Hampshire Cheeses, Stacey y Charlotte querían crear un queso que tuviera un tamaño y textura similar al Tunworth, para que pudieran manejarlo utilizando las mismas herramientas, pero siendo muy diferente.
Se trata de un queso elaborado con leche pasteurizada de vaca. Ha sido diseñado como un punto de encuentro entre un Camembert y un Vacherin du Haut-Doubs. No es tan fuerte como el Tunworth, el Winslade es blando y pegajoso, con un cremoso sabor a setas a los que se le suman sutiles notas florales y resinosas, gustos que le proporcionan el cinturón de abeto con que se rodea. Tiene una corteza similar a los quesos de corteza lavada. De hecho, el Winslade no se lava, pero utiliza mohos y bacterias similares a un queso de corteza lavada, se madura durante ocho semanas con mohos geotrichum - el mismo que se encuentra en el Camembert - en cámaras de alta humedad, con refrigeradores de dióxido de carbono, el resultado es una tranquila floración sobre la corteza.
El Winslade puede ser disfrutado por igual al natural, como tiene una textura que fluye cuando está completamente maduro se puede comer con una cuchara, o bien fundido al horno con nueces y pasas para untar con pan. Lo serviremos regado con un Riesling.