miércoles, 16 de marzo de 2016

Délice des Appalaches

Leche: Vaca
Tipo: Pasta semi-blanda, corteza lavada
Materia Grasa: 30%
Maduración: De 4 a 6 semanas
Aspereza: Suave
Vino: Sidra Clos Saint-Denis Pomme de Glace
País de origen: Canadá
Región: Quebec
Notas: El Délice des Appalaches es un queso elaborado por la Fromagerie Rang 9, ubicada en Plessisville una ciudad de la provincia de Quebec, en el corazón de los montes Apalaches, una importante región forrajera del Canadá.
Durante siete generaciones, la familia Dubois se mueve al ritmo de los Apalaches. Sus quesos artesanales son reconocibles por su dinamismo, porque la energía de todo el equipo les da una vitalidad diferente llena de recursos. La Fromagerie Rang 9 es sinónimo de ideas novedosas para el desarrollo de nuevos quesos y nuevas formas de hacerlos, un buen ejemplo de ello es este Délice des Appalaches.
Generosamente cremoso y untuoso, su textura suave perdura en el paladar. El rico sabor completo y bien desarrollado es debido a la leche fresca que contiene. El amor por la tierra que les rodea inspiró apropiadamente el nombre de este producto.
El Délice des Appalaches es un queso de leche pasteurizada de vaca, semi-blando, que madura sobre tablas de madera de pino. Se voltea, se frota, y se lava con sidra de hielo Clos Saint-Denis Pomme de Glace, un licor hecho a orillas del río Richelieu y que le proporciona al queso un sutil sabor a manzana que perdura en la boca hasta el final, acompañado con un aroma lechoso y a la misma fruta, que se vuelve más potente al abrir el queso.
La vivacidad del campo, la frescura de los pastos, una pizca de sal y un toque de dulzor de caramelo, todas estas características justifican su nombre.
Este queso se comercializa en formato cuadrado con un peso de 2 kg el queso entero y también en cuñas de 150 g.
El Délice des Appalaches consiguio la medalla de plata en los World Cheese Awards 2015 en la categoría de quesos de leche de vaca blandos o sin prensar con aditivos aromatizados.
Para comerlo a cualquier hora del día, funciona a la perfección con los arándanos, las avellanas y el sirope de arce. Funde de maravilla, por lo que resulta muy versátil en cocina, por ejemplo derretido sobre y una hamburguesa. Por supuesto este queso marida a la perfección que un vaso de sidra helada.