martes, 12 de abril de 2016

La Xerra

Leche: Vaca
Tipo: Pasta semi-dura, prensada no cocida, corteza natural enmohecida
Materia Grasa: No definido
Maduración: Mínimo 60 días
Aspereza: Media
Vino: Nibias Albarin Blanco (D.O. Cangas)
País de origen: España
Región: Asturias
Notas: Este queso lo elaboran Ana Posada y Alberto Valiente en la quesería Artesanal Ca Llechi, en Pintueles (Piloña), Principado de Asturias. La quesería comienza a elaborar queso a finales de 2012 con leche de su propio rebaño de vacas qué viven y pastan en libertad. Es una quesería con vocación artesanal que trata de ayudar a recuperar una forma ancestral de elaborar el queso Casín y que en el concejo de Piloña se realizaba, según aún recuerda la memoria viva, en las parroquias de Sellón, Artedosa y Beloncio. Con la elaboración de este queso pretenden mantener viva una forma tradicional de perpetuar y transmitir los valores que nos da la tierra asturiana.
La Xerra es un queso curado elaborado con leche cruda de vaca de sabores intensos y aromas marcados.
Recibe su nombre de una finca de la localidad de Priede, en el municipio de Piloña, donde habitualmente pastan las vacas que proporcionan la leche para esta quesería.
Es un queso de corteza natural enmohecida de generación espontánea con posterior cepillado. Pasta auto prensada de corte limpio, con escasos agujeros; de color blanco-amarillento. Aromas lácticos limpios con notas de cuero, aromas enmohecidos. De textura firme y mantecosa. Sabores bien desarrollados a leche cruda de vaca. Notas de mohos limpios y retrogustos suaves.
Esta semana se ha celebrado en Madrid el 30 Salón de Gourmets (Feria Internacional de Alimentación y Bebidas de Calidad). La Quesería Ca Llechi con este La Xerra Curado, ha conseguido el 3º Premio en la categoría de Quesos de Vaca Curados. Esta quesería consiguió meter tres de sus productos en las finales de este año. Además del Xerra (Medalla de Bronce), el Gorollu y el Casín.
Es importante consumir el queso a temperatura ambiente, si quiere saborear toda su fragancia de matices. Una vez llevado a la temperatura adecuada, disfruté de este queso como queso de mesa con un buen pan crujiente, con frutas y nueces. En cocina se usa para añadirlo en las sopas y los estofados, rallado encima del risotto o pasta carbonara y maridado con vinos blancos afrutados y aromáticos de Cangas.