jueves, 21 de abril de 2016

Luna Nueva

Leche: Cabra
Tipo: Pasta blanda, corteza natural enmohecida
Materia Grasa: No definido
Maduración: De 3 a 4 semanas
Aspereza: Suave
Vino: Limié Viñedos Centenarios (D.O. Rueda)
País de origen: España
Región: Ávila (Castilla y León)
Notas: El Luna Nueva lo elabora Elvira García una joven quesería artesanal que comenzó su andadura en 2013, produciendo quesos exclusivamente de la leche procedente de su rebaño de 700 cabras de raza malagueña. Aún que no en la fabricación de quesos la familia Alía García posee una gran y larga tradición en el manejo del ganado caprino. Fruto de esta tradición y buen hacer, nace la quesería Elvira García, con el fin de completar el ciclo ganadero, desde la producción de la leche hasta la obtención de productos de alta calidad.
La ganadería y la quesería se encuentran ubicadas en un bello paraje de las estribaciones de la Sierra de Gredos, en el municipio abulense de El Barraco.
El resultado de todo ese trabajo y esmero familiar se resume en una gama de quesos artesanos elaborados y afinados por Paco Alía, que van creciendo en diversidad y carácter. La implicación en este proyecto llega a toda la familia. Trabajan los padres, los hijos y sus parejas, un trabajo en familia, y ellos mismo fueron los que decidieron poner el nombre de su madre, Elvira García, a su quesería. En la actualidad elaboran diez variedades de forma totalmente natural, artesana, y sin utilizar ningún tipo de conservante.
El Luna Nueva es un queso de leche cruda de cabra de coagulación ácido láctica, es decir, que no lleva ningún tipo de cuajo, cuaja con el propio ácido de la leche. Presenta una corteza blanda natural enmohecida, que se moldea a mano y madura entre 3 y 4 semanas.
Es un queso cremoso por dentro y firme por fuera. Al corte presentan un color blanco nacarado, de pasta cerrada, sin ojos. Textura blanda y untuosa y con una excelente solubilidad (Carácter fundente).
Durante la masticación se aprecia una granulosidad muy fina. Sabor limpio y afrutado, predominando los cítricos, las notas lácticas de yogur y el dulce de nata para acabar en un regusto con notas fúngicas (setas de bosque) y especiado.
Se comercializa en formato cilíndrico liso y dos tamaños: 125 y 250gr. Además de la natural se elaboran dos variedades; con ceniza y con pimentón, ambas son exquisitas.
El Luna Nueva en su corto tiempo de vida ya ha obtenido varios reconocimientos entre ellos el premio al segundo mejor Queso Gourmet del año 2016 en la categoría de Quesos Afinados con Mohos.
Si todos los quesos es importante consumirlos a temperatura ambiente, en este es imprescindible, si quiere saborear toda su fragancia de matices. Una vez llevado a la temperatura adecuada, disfruté de este queso acompañado de frutos secos (almendras, nueces) y frutas frescas, como fresas, también combina de forma maravillosa calentado sobre ensaladas, en sopas o para su tortilla o receta favorita de pasta. Para acompañar este queso yo sugeriría un vino blanco de Rueda.
Foto: Quesofagos